Archivo

CIERRAN 47 MICROEMPRESAS

Los altos precios de la materia prima, las condiciones desfavorables de crédito, y el ingreso ilegal de mercancías del exterior, ha generado una desaceleración que ha llevado al cierre de 47 pequeñas empresas barranquilleras durante el primer trimestre del año.

12 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así lo confirmó ayer el presidente de la Asociación de Medianas y Pequeñas Industrias (Acopi), seccional Barranquilla, Tirso Beltrán Ariza, quien señaló que los sectores más afectados han sido las artes gráficas, el calzado, las confecciones y textiles.

Según el dirigente, el primer trimestre del 95 se caracterizó por el aumento de producción, pero con una tendencia a la desaceleración que se prolongará durante los próximos 9 meses.

Esto va a afectar el empleo gravemente, sobre todo en las artes gráficas y el papel, donde los aumentos de materia prima están por encima del 90 por ciento , dijo Beltrán Ariza.

Con el calzado ocurre algo parecido, pues si bien venía en recuperación desde el 94, se desaceleró significativamente hasta el punto en que gran parte de las empresas cerradas pertenecen a este sector.

Las textileras, por su parte, están prácticamente paralizadas porque no tienen una demanda efectiva en la materia prima que pueden ofrecerle a los confeccionistas.

Estos factores se están produciendo porque todavía no hay unos marcos legales en la introducción de mercancía del exterior, y seguimos siendo víctimas del dumping, el contrabando real y el técnico , señaló el dirigente gremial.

Para hacerle frente a estas circunstancias, Acopi sugiere reforzar los mecanismos policivos para reprender al contrabando real; y promover algunos otros de tipo administrativo para contrarrestar el contrabando técnico. Tenemos que proteger el medio interno para que la competencia se realice en términos de equivalencia , dijo Beltrán.

Intervención al interés Sobre el alto costo de los préstamos bancarios y los plazos cortos de pago, el presidente de Acopi dijo que sería conveniente ensayar una intervención directa del Gobierno al interés, implementando ratas aceptables dentro de un mercado ordinario y normal para no dejárselo todo a la libre fluctuación.

Consideró que debe, además, buscarse fórmulas de estabilidad mediante un redescuento obligatorio más acelerado hacia determinadas sumas; y concebir una existencia obligatoria de plazos. Se podrían pensar incluso en un interés exclusivo para el fomento, mecanismo muy común en los países desarrollados , añadió.

Según el dirigente, los correctivos deben aplicarse pronto, o si no, la tendencia al cierre de pequeñas empresas continuará.