Archivo

PEINADORAS DE TRENZAS TENDRÁN SALONES PROPIOS

Ana Dolores, Petra, Yabrudy y comadres ya no tendrán que tostarse bajo el inclemente sol mientras realizan largas caminatas por la playa en busca de clientas a quienes peinar. Ahora tendrán sus propios salones de belleza. Cartagena

11 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Serán lugares a orillas de la playa a donde podrán acudir aquellas cachacas de piel blanca y largas cabelleras que como recuerdo de que estuvieron en Cartagena se hacen peinar delgadas trenzas con diferentes figuras y adornadas con cuencas o chaquiras de colores.

Allí las palenqueras, o cartegeneras, dedicadas al oficio contarán con cómodas sillas donde podrán realizar sus exóticos peinados y enormes espejos que permitirán a la clientela apreciar su nuevo look.

La idea es del secretario de gobierno, Nicolás Pareja, luego de establecer que ahora no son los vendedores ambulantes los que acosan a los turistas.

Son decenas de morenas que día a día recorren las playas de Bocagrande y El Laguito y en cualquier improvisada silla realizan su trabajo. Cobran de tres a siete mil pesos por peinado, dependiendo de la cantidad de trenzas y la clase de cabello.

De acuerdo con el programa, los módulos quedarían ubicados en cercanías a los hoteles Capilla del Mar y Caribe, por ser de más afluencia turística. Las peinadoras estarán carnetizadas y lucirán bellos vestidos multicolores.

Estos salones entrarán a funcionar una vez terminen los estudios y el censo que realiza la administración distrital.

Igualmente adelantarán una campaña para que los turistas sepan en qué lugar fueron ubicadas las peinadoras.