Archivo

EL CONCIERTO DE LA SINFÓNICA DE BARRANQUILLA Y OTROS APUNTES

1.- El pasado jueves, 27 de abril, se llevó a cabo el habitual concierto de la Orquesta Sinfónica de Barranquilla en el Teatro Municipal Amira de la Rosa, el cual contó con una asistencia superior a la acostumbrada en esta sala cuando se trata de este tipo de eventos. La dirección estuvo a cargo del titular, maestro Gary Gardner.

04 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Tal como se expresó en la columna A Battuta anterior, éste ha sido el repertorio más difícil que han tenido que enfrentar hasta ahora los músicos de la orquesta, como además lo confirmaron algunos de ellos. Shostakovich y Nielsen son palabras mayores, tanto para los intérpretes como para los asistentes.

Sorprendió de entrada que la sección de cuerdas sonara tan llena en la obertura a la ópera Ruslán y Ludmila , de Michael Glinka ya que faltaban varios de los miembros de planta y las cuerdas son especialmente importantes en esta pieza. Al preguntarle al maestro Gardner sobre este particular explicó que, si bien es deseable contar con una robusta sección de cuerdas, hay maneras de lograr un balance satisfactorio y compensar por el escaso número de integrantes. Esto significa que los músicos que estuvieron presentes debieron esforzarse doblemente para ofrecer el resultado que pudimos apreciar.

Extraordinaria la interpretación de la señorita Katherine Calvey en su debut del Concierto para flauta de Carl Nielsen: limpia, segura, expresiva y con una técnica completamente desarrollada. Esperamos tener más oportunidades de escucharla en calidad de solista, tanto en la orquesta como en recitales de cámara.

Otro bravo puede darse a la Primera Sinfonía de Dimitri Shostakovich. Nuevamente interrogado el maestro Gardner acerca de sus razones para emprender responsabilidad tan grande con tan pocos efectivos instrumentales, ya no solamente en los violines, sino también en los vientos, manifestó que es bueno estimular a los músicos para que amplíen su experiencia musical y se familiaricen con el repertorio moderno, experiencia que es a la vez interesante para ellos, justamente porque plantea dificultades y soluciones diferentes a la música de otras épocas, abriendo nuevas puertas a la interpretación y planteando nuevos retos profesionales. Esperar a tener los efectivos necesarios equivaldría prácticamente a descartar por tiempo indefinido esta experiencia y a negarle al público la oportunidad de escuchar en vivo la música de los compositores contemporáneos.

El próximo concierto de la OSB será todo Mendelssohn y, de ser posible, el programa será presentado con anterioridad, a manera de abrebocas, en el espacio ESPIRITU DE LA MUSICA, de Uninorte FM Stereo.

2.- Una nueva pregunta ha llegado a esta columna y se refiere precisamente a su nombre, A battuta . Traducido literalmente, éste término significa a compás , entendiendo por compás, entre sus varias acepciones, el ritmo de una pieza musical . La indicación en italiano quiere decir que se debe regresar al tiempo estricto indicado por el compositor, luego de un cambio temporal en el mismo, por ejemplo para acelerarlo o retardarlo. Para una ampliación sobre el tema se puede consultar el Oxford Companion to Music, de Percy A. Scholes, editado por la Oxford University Press.