Archivo

LA CALDERA DEL DIABLO.

(Ref) Aunque el adagi popular dice que en las peleas de comadtes se conocen las verdades, el enfrentamiento entre el parlamentario Emilio Martínez y el alcalde el El Espinasl, Rafael Vanegas Dávila, cobró una nueva dimensión y podría calificarse como una verdadera caldera del diablo aliñada por sucesos en el que según los protagonistas han tomado parte las Fiscalía, senadores, periodistas y hasta el propio presidente Ernesto Samper.

31 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El encendido enfrentamiento ha llegado a tal punto que el parlamentario Martínez abrió la posibilidad de que al alcalde Vanegas se le revoque el mandato y calificó su gestión como un desgobierno.