Archivo

INVERSIONES

Cuando faltan por lo menos dos años paraque sea inaugurada la carretera a Bogotá, el municipio de Cumaral ya está empezando a sentir en +carne propia+ el sonado boom de la nueva vía a la capital de la República.

23 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El hecho de estar a sólo 30 minutos de Villavicencio, ha provocado que potenciales inversionistas del país empiecen a interesarse de lleno en esta región del departamento del Meta.

Se conoció que la firma Royal Racquet Center adquirió hace poco 32 hectáreas en el sitio conocido como La Estaca, para construir un ambicioso complejo turístico que incluye hotel, cabañas y campo de golf, entre otros servicios.

Además, hay varias empresas ladrilleras que están adelantando gestiones ante el Ministerio del Medio Ambiente para conseguir una licencia de construcción que les permita construir sus fábricas en el casco urbano de Cumaral.

Pero, como en todo boom , no todo es positivo. El valor de la tierra se ha disparado más que en cualquier otra parte del Departamento, incluida la región del río Meta. Hasta hace poco una hectárea se conseguía entre 6 y 7 millones de pesos, ahora no se negocia por menos de 15 millones.

La explicación está en que los suelos de Cumaral cuentan con buenos recursos hídricos. Allí es fácil conseguir una finca o cualquier predio con caños y aguas naturales, lo que valoriza aún más la propiedad raíz.

Las autoridades son conscientes del fenómeno que viene en camino. El alcalde, Miguel Antonio Caro, dijo que se están adelantando las gestiones para dotar de óptimos servicios públicos al municipio, porque de lo contrario, al llegar la avalancha de turistas, nos convertiremos en el tugurio del Meta .

Sobre el acueducto, Caro sostuvo una reunión la semana pasado con el director del Corpes Leonel Pérez Bareño, donde se consiguieron recursos pre-inversión por valor de 60 millones de pesos para los estudios y diseño definitivos del proyecto que además abarcará al municipio de Restrepo.

En materia de vías, están listos 50 millones de pesos para el diseño de la avenida circunvalar de Cumaral que va a servir de variante a la Marginal de La Selva, con una longitud de 3 kilómetros.

Son tan sólo algunas obras de las muchas que necesitará Cumaral para asimilar el impacto provocado por la nueva vía. Impacto que le da el privilegio de ser visto con buenos ojos por los grandes inversionistas del país.