Archivo

ALTA TENSIÓN EN ELECTROMETA

Sobrecostos en contratos, despreocupación por sanear la cartera morosa y la posesión de nueve terrenos sin títulos de propiedad fueron algunas de las anomalías que halló la Contraloría General de la República en la Electrificadora del Meta (Emsa).

30 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Mientras los usuarios calificaron como regular la prestación del servicio y el alumbrado público, los alcaldes, concejos y personeros municipales rajaron el alumbrado público.

Así lo demuestra el informe de control físico y financiero de los años 1993 y 1994 y una encuesta que la seccional de la Contraloría realizó con el fin de evaluar la calidad del servicio que presta la entidad.

Para la CGR, los análisis de 11 contratos evidenciaron serias lesiones al erario público. Fue así como por falta de planeación y de interventoría se presentaron retrasos y sobrecostos en algunos contratos.

Para la muestra... las especificaciones técnicas de unos elementos recibidos por la entidad no correspondieron al objeto del contrato de compra de equipos eléctricos suscrito con una empresa privada.

Se contrató la construcción de la línea 115 kilovoltios entre Villavicencio y Granada sin tramitar los derechos de servidumbre, causando la paralización por seis meses en las obras y dos adiciones. Fue así como la Electrificadora tuvo que pagar 25 millones de pesos de indemnización a la firma contratista, que inicialmente exigió 107 millones por daños y perjuicios.

La seccional de la Contraloría encontró anomalías en los estados financieros por la inadecuada provisión de cartera, especialmente en el saneamiento de la deuda oficial.

Es por eso que -según la CGR- las cuentas por cobrar ascendieron a 5.205 millones de pesos, de los cuales el 42 por ciento pertenece a Empresas Públicas de Villavicencio (EPV), que está en proceso de transformación.

El organismo de control estatal descubrió que la Electrificadora del Meta no cuenta con las escrituras de nueve terrenos, especialmente cuando en algunos se construyeron subestaciones eléctricas-, lo que la dejaría en serios aprietos, si de un momento a otro, resultan dueños.

Se rajó? Así mismo, consideró como grave el hecho de que la Electrificadora del Meta no haya diseñado planes y programas para el mantenimiento de las líneas y redes, lo implica un desconocimiento del estado de los equipos. Emsa tampoco apropia el presupuesto suficiente para el mantenimiento de las redes y equipos.

Para la Contraloría los repentinos cortes del servicio de energía, las constantes caídas de voltaje y el cobro del servicio de alumbrado sin prestarlo afectan la imagen de la Electrificadora del Meta y prueban que el servicio no es óptimo.

Así lo demuestra la encuesta que la entidad de control estatal realizó con los usuarios de los municipios de Acacías, Guamal, San Martín, Granada, Puerto López, Restrepo y Cumaral.

Las principales autoridades de los municipios del Departamento, exceptuando Villavicencio, calificaron de regular el servicio de energía y rajaron el alumbrado público, al considerarlo malo.

Los descargos de Emsa La jefe de la División Financiera de la Electrificadora del Meta, Flor María Gómez, dijo que la entidad ha hecho todo lo posible para cobrar la deuda de Empresas Públicas, pero que no pueden cortar el servicio porque afrontarían un problema público, ya que se suspendería la prestación del servicio de acueducto en Villavicencio.

El 22 de mayo se firmó el convenio de cesión de bienes e infraestructura eléctrica por valor de 3.000 millones de pesos que permitirá el cruce de cuentas entre el Departamento, Empresas Públicas y la Electrificadora.

En cuanto a los terrenos dijo que la empresa siempre ha hecho posesión de los terrenos pero que no cuenta con los títulos. Actualmente se realizan los trámites para adquirir la propiedad de los lotes que fueron cedidos por algunos municipios.

Por otro lado, Julio César Moreno, jefe de Planeación Eléctrica de la entidad, manifestó su desacuerdo con el informe de la CGR y en especial a la destinación de recursos pocos recursos para el mantenimiento y a la no realización de planes y programas de mantenimiento.

En lo que se refiere a los retrasos y adiciones en contratos dijo que en la gran mayoría de los contratos no se presentaron peros y que la empresa ya había hecho los respectivos descargos en las presuntas fallas.

Finalmente aceptó los resultados de las encuestas y explicó las causas de los repentinos cortes en el servicio de energía eléctrica y el alumbrado público, al tiempo que manifestó que con línea Villavo-Granada y la estación de La Reforma el servicio mejoraría sustancialmente.

(Ver recuadro: explicaciones del gerente)