Archivo

CRÍTICAS A LABOR DE FERROVÍAS

La reparación de los 347 kilómetros de red férrea que separan a los municipios de Buenaventura y Cartago debió culminarse en diciembre de 1993, pero hoy ese trabajo aún está a la espera de ser terminado. Todo porque, según la Sociedad de Transporte Férreo del Pacífico (Transpacífico), la empresa Ferrovías no ha agilizado los recursos para ese fin.

31 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así lo informó el gerente de la empresa de transporte férreo, Gerardo Porras, tras anotar que los efectos de esas anomalías se observan en los dineros que se han dejado de percibir por la falta de un óptimo equipo de transporte.

Actualmente se dejan de movilizar entre 8 y 10 toneladas de mercancía lo que representa ingresos no percibidos que alcanzan los 800 millones de pesos diarios.

Según Porras, Transpacífico cuenta con ocho máquinas, pero solo dos están en buen estado. Y no obstante de que desde el pasado 18 de mayo les fue entregado el nuevo taller del ferrocarril en Palmira, todavía no puede hacerse uso del equipo de reparación, pues este se encuentra encerrado en una bodega de Palmira a donde no está permitido el ingreso de personal de Transpacífico.

Solo nos entregaron el espacio , recordó Porras.

Transpacífico denuncia desidia de Ferrovías La Sociedad de Transporte Férreo (Transpacífico) deja de transportar diariamente entre 700 y 800 toneladas de mercancía, lo cual representa pérdidas hasta de 10 millones de pesos diarios. Así lo confirmó el gerente de la entidad Gerardo Porras, quien precisó que todo se debe a la demora de la firma Ferrovías en cumplir con los pactos suscritos con la Gobernación el pasado 7 de abril.

Todo esto se debe a que la entidad transportadora regional no cuenta con el equipo necesario para ejecutar su labor.

De acuerdo con Porras, se cuenta con ocho máquinas, pero solo dos están en buen estado y el resto no ha sido posible repararlas pues no se dispone del equipo para este fin.

El pasado 18 de mayo Ferrovías entregó el lote donde funcionarán los talleres del ferrocarril en Palmira, pero según Transpacífico solo se dio el espacio, pues las herramientas y los equipos de reparación se encuentran en una bodega de ese municipio y allí no permiten el ingreso del personal de la empresa férrea. No hay tornos, fresadoras ni grúas , dijo Porras.

Para el funcionamiento mínimo de los talleres se requiere tan solo de unos gatos hidráulicos y una grúa.

Pero no solo la movilización de carga se ha perjudicado. La reparación de la red férrea cada vez presenta mayores atrasos. Los arreglos en el trayecto entre Buenaventura y Cartago, son solo un muestra de esta anomalía, dado que en condiciones normales ese tramo debía estar recuperado desde diciembre de 1993. Hoy la realidad de la red férrea es deplorable: hay ocho contratos que están frenados porque aseguró Porras en Bogotá han demorado los desembolsos.

Entre los kilómetros 4 y 43, 47 y 84, 84 y 158, 158 y 199, 199 y 244, 244 y 284, 284 y 320 y entre el kilómetro 327 y el 347 se han presentado los atrasos.

Actualmente se presta el servicio de carga entre Cali-Buenaventura y viceversa y entre Buenaventura-Buga y Buga-Buenaventura.

El tramo hasta Buga se realiza pero con serias dificultades ante el mal estado de la vía.

De acuerdo con Gerardo Porras, las obras de rehabilitación de la línea, contempladas en el otrosí que recientemente se suscribió entre la Gobernación y Ferrovías han sufrido demoras en su iniciación en razón a la lentitud de la entidad en desembolsar los recursos que le corresponde.

Así mismo, Transpacífico informó que la administración departamental ha destinado a través de la Secretaría de Obras Públicas la maquinaria y el personal con los que se comprometió.

Los atrasos en la red preocupan a las autoridades regionales en tanto que son fundamentales en el plan de rehabilitación del ferrocarril que pretende unir a Buenaventura con Medellín, atravesando importantes centros de producción agrícola y minera del eje cafetero.