Archivo

ALIMENTOS QUITAN PESO A LA CANASTA FAMILIAR DE CALI

Durante mayo el costo de los alimentos empezó a ceder. El limón común que llegó a venderse a 1.200 pesos el kilo, bajó a 650; la naranja común registró una caída del 7 por ciento en su precio y el kilo de papa parda disminuyó en un 25 por ciento.

31 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

De nuevo EL TIEMPO-Cali Valle fue al mercado con el fin de observar el comportamiento de los productos básicos que conforman la canasta familiar de los caleños.

Se visitaron los supermercados de la La 14 de Calima, el Ley de los gemelos del norte y el Superinter del barrio Siloé. Los 20 alimentos seleccionados registran un incremento del 0,5 por ciento en La 14; del 0,2 por ciento en el Ley y en el Superinter, por primera vez en este año, se presentó una disminución del 1,3 por ciento en el costo global de los 20 productos objeto de análisis.

Con tendencia al alza terminaron el mes el tomate chonto que se encuentra a 880 pesos el kilo y la guayaba común que pasó de 750 a 850 pesos el kilo.

El grupo de alimentos procesados permaneció estable durante mayo, con excepción del aceite, que registra un alza del 9 por ciento; el frasco de mil centímetros cúbicos quedó a 1.460 pesos. El aceite no subía su precio desde hacía 11 meses.

Precios de alimentos comienzan a ceder Durante mayo las bajas más significativas se presentaron con el limón común; la papa parda y la naranja común. En junio se esperan alzas en la zanahoria, el ulluco, la granadilla y la papa roja Como cada fin de mes, EL TIEMPO Cali-Valle salió al mercado con el propósito de observar el comportamiento de los principales productos básicos que conforman la canasta familiar de los caleños. Durante mayo se registraron bajas significativas en los precios de la papa parda, el limón común y la naranja. Los alimentos procesados continúan estables, a excepción del aceite que presenta un alza del nueve por ciento.

De nuevo fueron visitados los supermercados de la La 14 del barrio Calima, el Ley de los gemelos del norte y el Superinter localizado en el sector de Siloé; para su selección se tuvo en cuenta el estrato socio-económico donde se encuentran los tres establecimientos y la afluencia de clientes.

La canasta elaborada por EL TIEMPO Cali-Valle está integrada por 20 productos básicos entre procesados y perecederos. En mayo pasado, a diferencia de los cuatro primeros meses del año, los alimentos presentaron leves incrementos en sus precios.

El primero de mayo costaban 21.104 pesos en el Ley de los gemelos, hoy se paga por esos mismos 20 productos 21.577 pesos; en este supermercado sufrieron un alza del 0,2 por ciento. En el supermercado de La 14 el incremento fue del 0,5 por ciento, al pasar de 21.738 a 21.867 pesos. En el Superinter del barrió Siloé se presentó una situación particular, el mercado por primera vez en el 95 no subió, por el contrario registró una caída del 1,3 por ciento; a comienzos del mes los 20 alimentos escogidos costaban 20.260 pesos, en estos momentos cuestan 19.985 pesos.

Principales variaciones El limón común, que desde finales de abril presentaba una tendencia alcista, cedió al finalizar mayo; la libra que llegó a cotizarse en 1.200 pesos, hoy se consigue a 480 al mejorarse la oferta del cítrico. En el mercado no solo hay abundancia de limón común, sino de las diversas calidades de la fruta, incluido el limón tahití.

Pese al fuerte invierno que padecen las zonas productoras de papa, el tubérculo mantuvo una tendencia a la baja durante la segunda quincena de mayo; al concluir el mes el kilo se encontraba a 512 pesos, tuvo una rebaja del 40 por ciento.

Con tendencia al alza aparecen la guayaba común que pasó de 750 a 850 pesos el kilo; registra un incremento del 13 por ciento. Su abastecimiento ha decaído en las últimas semanas. El tomate continúa subiendo; el kilo se encuentra en el mercado a 880 pesos.

El aceite que no había modificado su precio durante los últimos 11 meses, subió un nueve por ciento; el frasco de 1.000 centímetros cúbicos quedó a 1.460 pesos.

Durante junio se espera alzas en la papa roja variedad Ica-Huila; en la zanahoria pastusa; el ulluco ipialeño y la granadilla. Los cuatro productos están escasos y el nivel de comercialización en la central mayorista de Cavasa es mínimo.

La arracacha, el limón tahití, el pepino cohombro y la uva verde mantendrán tendencia a la baja; no solo hay buen abastecimiento en el mercado, sino sobreoferta en las zonas productoras.