Archivo

EX POLICÍAS SE DECLARAN EN HUELGA DE HAMBRE

En la misma puerta de la Policía del Atlántico cuarenta ex suboficiales y ex agentes iniciaron ayer una huelga de hambre en protesta por haber sido declarados insubsistentes por la Dirección General de esa institución. Los acompañaban sus esposas e hijos.

31 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La protesta de los ex policías, sin precedentes en esta ciudad, se inició a las nueve de la mañana cuando se hicieron presentes, algunos acompañados de sus hijos y esposas, con pancartas y banderas exigiendo que se les explique por qué los despidieron si algunos cuentan con buenas hojas de vida. Uno de ellos es el agente Roberto Pineda, que puso al descubierto la masacre de la Universidad Libre.

El reclamo se extiende a liquidaciones por debajo de lo esperado. El grupo pedía ayer la presencia del director de la Policía, general Rosso José Serrano, y de representantes de las autoridades distritales y de la Cruz Roja para dialogar. En el Atlántico fueron desvinculados 129 uniformados.

El comandante de la Policía en este departamento, coronel Lino Pinzón, se reunió en la tarde con una comisión para escuchar sus inquietudes.

El ex dragoneante William Rengifo, vocero de los ex policías, sostuvo que esta masiva desvinculación es porque algunos superiores los recomiendan mal sin tener en cuenta sus hojas de vida.

Nosotros queremos saber por qué nos retiran como algo a lo que tenemos derecho. El reglamento contiene más de cien causales para sacar a un Policía, a nosotros no se nos retira por ninguna de ellas y no nos retiran por corruptos , planteó Rengifo.

Los ex policías dijeron que sólo si hay una respuesta que satisfaga sus peticiones se retirarán, pero que mientras la actitud sea la de ignorarlos, proseguirán en la huelga de hambre. Por la institución no sentimos ningún rencor, porque es de las mejores de este país, pero sí sentimos rencor es por quienes la dirigen, porque la mayoría de los retirados en este país son agentes y pocos oficiales. Cuando hay investigaciones, las de los agentes son rápidas, mientras que las de ellos son lentas y cuando están involucrados en alguna investigación no pasa nada , dijo un ex policía.

Mientras la protesta proseguía, ninguna persona, ajena a la institución o a los medios de comunicación, pudo entrar al Comando. Al respecto, el coronel Pinzón señaló que se habilitarían otras entradas.

El oficial sostuvo que este es un país de derecho y que considera que por ello se les permitió que se quedaran en la entrada. Sin embargo, se ordenó servicio permanente de personal antimotines alrededor de la protesta y de la institución.

Sobre la protesta de ex agentes y suboficiales, el alcalde de Barranquilla, Edgard George, dijo que es una demostración de que ellos también tienen sus derechos y que son personas con toda la libertad de exigir y protestar .