Archivo

PLANIFIQUE LA UNIVERSIDAD DE SUS HIJOS

Pague desde ahora de acuerdo a sus capacidades y relájese después. Esa es la gran posibilidad que facilitan los Títulos de Ahorro Educativo, TAEs, para aquellos padres que desde este momento se preguntan cómo harán para cancelar el valor de la universidad de sus hijos.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Con los Títulos de Ahorro Educativo Nada más en la actualidad dicho costos se han disparado, tanto en las universidades públicas como privadas y no siempre ellas están de acuerdo al nivel de ingreso de la población que siempre las busca. Los incrementos que estas instituciones tienen como justificación es el de mejorar la calidad de la educación, lo cual resulta bastante oneroso si se quiere corresponder a un buen reconocimiento salarial de los docentes y a la exigencia de la actualización, principalmente en el área informática.

De lo que se trata con los TAEs, es de poner en circulación una serie de títulos valores para la venta al público, cuya característica principal es que son un pague ahora y tranquilísese después, respecto a los estudios universitario de sus hijos o beneficiarios.

Por ejemplo usted compra uno de estos título y decide pagarlo de contado o en plazos de 12, 24 36, 48 o 60 meses. Pero por ser un título valor, la certeza de que su precio será equivalente en el momento del ingreso de sus hijos a los estudios superiores está asegurada con las llamadas UMACs, las cuales correponden a las Unidades de Matrícula Constante. Cada una de estas unidades aumentan con regularidad de acuerdo a los criterios del Icetex que toman en cuenta el aumento ponderado de las matrículas en las universidades púbicas y privadas, teniéndo como límite la inflación anual oficial.

Para hacerlo un poco más digerible, si usted compra uno de estos títulos, puede pagar desde este instante en cualquiera de los plazos descritos según sus posibilidades económicas, y el Icetex garantiza que en su momento cubrirá los costos totales o parciales de matrícula, de textos y de otros gastos académicos de acuerdo a las condiciones convenidas en el momento de la suscripción.

En la práctica cada Unidad de Matrícula Constante, UMAC, corresponde a un semestre y las posibilidades de cubrimiento de los títulos pueden ser de cuatro, de seis y de diez semestres. Por cada Umac se le otorga a los padres de familia o compradores un cupón que es el que el futuro estudiante presentará ante el Icetex para que la entidad responda por esa obligación adquirida tiempo atrás.

El beneficio de este sistema resulta óptimo para quienes piensan en adelantarse a los grandes costos de la educación superior para irla pagando con ciertas comodidades de acuerdo a sus condiciones, y para quienes quieren preveer la imposibilidad de estar presentes en el momento en que los beneficiarios requieran ingresar a los estudios superiores.

Los TAEs ofrecen una alternativa interesante para quienes quieren adelantarse y asegurar desde ya al ingreso a los estudios superiores de sus beneficiarios.