Archivo

ROCÍO, ANGEL DEL BALONCESTO

El primero de diciembre de 1976 nació Angela Rocío Villa, hoy por hoy la baloncetista de mayor éxito nacida en el Tolima, gracias a su aporte en la Selección Colombia Juvenil que se coronó campeona suramericana en Brasil.

03 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El colegio la Presentación y actualmente la Coruniversitaria le han tenido como alumna. Su primera actividad estudiantil tuvo que ver con el teatro donde lo hacía bastante bien, pero después el baloncesto le llamó la atención aunque no fue capaz de decírselo a sus primeros entrenadores, debió intervenir su madre Merly Rodríguez con el profesor Roberto Machado para que fuera tenida en cuenta. A partir de ese momento comenzó a triunfar en interclases, intercolegiado local, departamental, zonal y nacional. José Del Carmen Villa, su padre y toda su familia le han estimulado permanentemente, en su cuarto hay una colección de balones para voleibol, fútbol, microfútbol, waterpolo, por supuesto baloncesto y otros deportes. Aún en el patio de su casa se conserva la pequeña cancha que hicieron para que jugara con sus hermanos y amigos.

Competencias nacionales Solo faltaba para Angela un llamado a selección. Oswaldo Penagos recorriendo escenarios la invitó para que practicara, y conjuntamente con Pedro Martínez del cuerpo técnico, consideraron que su trabajo era importantísimo. Así comenzó su intervención en eventos nacionales de las diferentes categorías. En el torneo celebrado en Ibagué fue convocada para la Selección Colombia y en la concentración efectuada en Cali, Guillermo Moreno y Patricia Cárdenas, encargados del equipo, le dieron el visto bueno definitivo para su primera presencia internacional en Brasil.

El título Suramericano Perdimos arrancando el campeonato, después nos reunimos e hicimos el compromiso de sacar el país adelante, las cosas salieron mejor y producto de un gran esfuerzo logramos la medalla de oro apunta la deportista sobre el título ganado.

Deportivamente tanto en el combinado nacional como observando otros equipos se aprendió, en lo personal, continúa la deportista, descubrí que las niñas que antes vi como rivales para vencer a toda costa, ahora me apoyaban y yo les correspondía para poder ganar. La amistad entre nosotros se hizo muy firme, me sentí respaldada por la prensa, tanto en concentración como en el Brasil se preocuparon por averiguar qué pasaba, esto me comprometió más, afortunadamente esta unión de factores sirvió para esta satisfacción.

Aunque es sólo una posibilidad, tanto Angela Villa como otras deportistas tolimenses pueden ser llamadas por una Universidad de EE.UU para que continúen allí sus estudios y su carrera deportiva. Por el momento, mientras llegan otros torneos y nuevos proyectos, nuestra campeona seguirá preparándose, escuchando su música, leyendo, y conservando su humildad y la fe para mas logros en el futuro.