Archivo

CAPITÁN Y TENIENTE HABRÍAN HECHO CAMBIAZO EN META

El comandante de la VII Brigada del Ejército, brigadier general Carlos Leongómez Mateus, informó que un capitán de la Policía y un teniente del Ejército aparecen como los presuntos responsables del cambiazo del narcoavión, ocurrido hace mes y medio en Mapiripán, Meta.

31 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

De manera oficial se conoció que el teniente, que se desempeñaba como comandante de una tropa del Batallón Joaquín París, confesó y que, además, habría devuelto parte del dinero recibido por la operación.

Desafortunadamente un hombre nuestro incurrió en esa falla. Hubo un dinero del narcotráfico por delante de eso... un capitán de la Policía indujo al oficial del Ejército , afirmó el general Leongómez.

El hecho está siendo investigado por la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación, un juez militar en la parte penal y un teniente coronel del Estado Mayor del Ejército, que se encargará de resolver en lo disciplinario.

La historia del cambiazo comenzó el 5 de abril pasado. Ese día, la compañía Séptima Antinarcóticos de la Policía, con sede en San José del Guaviare, incautó un avión Super King 300 de matrícula HK2402, avaluado en dos millones de dólares. Diez días después, la tropa del Joaquín París reportó al comando en San José que había sostenido un enfrentamiento con guerrilleros de las Farc y que en el combate los subversivos habían destruido la aeronave.

Un vocero castrense dijo que acto seguido, el comandante del Batallón, coronel Alejandro Navas, pidió a la compañía Antinarcóticos un helicóptero para desplazarse al lugar. Sin embargo, transcurrieron ocho días sin que se le facilitara el transporte y sin que la Fiscalía y la Procuraduría se hicieran presentes en el sitio de los hechos. Fue entonces cuando se ordenó el desalojo del pelotón.

El coronel tuvo exceso de confianza en su oficial, pero no tiene nada que ver en el hecho , comentó la fuente.

Según versiones iniciales, el capitán y el teniente aceptaron los 300 millones de pesos ofrecidos por los narcotraficantes para permitir el cambiazo .

El 15 de abril llegó a Mapiripán una avioneta procedente del Valle del Cauca para reemplazar al Super King, que de inmediato despegó hacia el aeropuerto Palmaseca en Palmira. Una vez allí la aeronave, los mismos traficantes procedieron a quemarla, en presencia de los uniformados.

Se conoció extraoficialmente que el capitán habría dado sólo 86 de los 150 millones de pesos que le correspondían al teniente, lo que supuestamente generó el disgusto del militar. Frente a esta reacción, el oficial de la Policía habría respondido que qué iba a protestar si ya estaba untado .

El general Leongómez Mateus aspira a que en máximo dos semanas los oficiales sean llevados a un Tribunal Disciplinario para separarlos de las Fuerzas Militares, si a eso llega la investigación; pero estoy seguro que va a llegar porque el oficial se confesó y devolvió plata. Vamos a demostrar que tenemos una justicia penal militar eficiente que no es alcahueta , puntualizó el comandante de la VII Brigada.