Archivo

HALLADO CAMIÓN CON 200 KILOS DE COCA

Una llamada anónima a la línea efectiva de la Policía Nacional, le permitió ayer a la División Antinarcóticos propinarle un contundente golpe a las bandas de narcotraficantes que tienen contactos en la capital del país. La llamada le advirtió a la Policía sobre la presencia de un gran cargamento de narcóticos que había llegado a Bogotá.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Tras recoger el dato y evaluar su veracidad, agentes de inteligencia se dieron a la tarea de recopilar informaciones que finalmente los llevaron ayer, a las 5:30 de la tarde, a un parqueadero ubicado en el noroccidente de Bogotá.

Cuando llegaron al lugar, ubicado en la transversal 41A No. 91-44, barrio Ríonegro, en inmediaciones de la Escuela Militar, los agentes antinarcóticos encontraron un camión lleno de cocaína.

Al cierre de esta edición, la Policía y la Unidad de Fiscalía Antinarcóticos pesaban el cargamento incautado. Hasta el momento habían sido hallados 207 kilos de la droga.

Durante la operación, dijeron fuentes oficiales, fue hallado e inmovilizado un camión Dodge de color rojo, con placas AMA-962, el cual era custodiado por dos vigilantes.

Los dos hombres fueron retenidos para investigación y por eso sus nombres no fueron revelados. Un tercer hombre, y que al parecer estaría comprometido con el cargamento, fue delatado por los celadores y capturado anoche mismo por la Policía.

Los tres retenidos se encontraban a media noche rindiendo indagatoria ante el fiscal delegado de la Unidad Antinarcóticos, quien en las próximas horas les definirá su situación jurídica.

Esto es mucha droga , dijo un oficial de Antinarcóticos que se hizo presente en la inspección del camión, mientras que otro comentó que son unos magos .

Las observaciones fueron hechas luego de la inspección al furgón, cuyo piso, recubierto por dos plaquetas de acero, servía de caleta a la droga.

Después de levantar el piso con sopletes, las autoridades hallaron correas de lona en donde estaba embutida la droga.

La cocaína estaba envuelta en un papel especial para que los perros de la Policía no la olfatearan y empacada en bolsas de polietileno.

Esta madrugada, por disposición del Fiscal Antinarcóticos delegado, se dispuso la destrucción de la droga.

Asimismo, la División Antinarcóticos proseguía las labores de inteligencia para establecer desde cuándo había sido estacionado el camión en el parqueadero y su lugar de procedencia.