Archivo

SIDELCARIBE, OTRA VEZ EN EL MERCADO

Cuatro años después de haber paralizado su producción, la Siderúrgica del Caribe será reactivada esta semana, cuando se iniciarán las pruebas de producción.

29 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La decisión fue adoptada en noviembre pasado por el Grupo de Siderúrgicas Mayagez, que puso en marcha el proceso de modernización de la planta desde enero de este año.

Tras inyectarle 1.500 millones de pesos para optimizar la producción, la Siderúrgica del Caribe empezará en forma a producir 3.000 toneladas mensuales de acero desde la primera semana de junio.

Se producirá básicamente acero de refuerzo, es decir el que se usa para la construcción y algunos aceros especiales.

Al igual que las demás siderúrgicas semiintegradas del grupo Mayagez, esta planta utilizará como materias primas la chatarra, el arrabio o la palanquilla.

Jaime Aristizábal Arango, director general de Siderúrgicas Mayagez, confirmó que la planta tendrá una capacidad instalada para producir 120.000 toneladas al año y permitirá suplir los déficits que se puedan presentar en el mercado interno.

La planta está ubicada en Cartagena, y aunque fue inaugurada en 1988, ha tenido una corta existencia productiva porque el 21 de junio de 1991 fue cerrada por problemas laborales y dificultades de mercado.

El Grupo ya había hecho una inversión previa de 10.000 millones de pesos en el montaje de esta planta.

La producción comenzará con un solo turno y generará 50 empleos directos. Más adelante se espera ampliar los turnos, dependiendo del comportamiento del mercado nacional.

En principio, está diseñada para atender la creciente demanda que existe en la Costa Atlántica y el nororiente del país.

Sin embargo, esta Siderúrgica tendrá un enfoque hacia el mercado externo porque la idea es comenzar a exportar.

Aristizábal señaló que las condiciones actuales de Siderúrgica del Caribe la hacen muy competitiva y su ubicación le permitirá acceder a mercados internacionales.

La dirección de esta planta estará a cargo del actual gerente de Siderúrgica de Boyacá, Arcesio Gutiérrez Durán.

Frente a las expectativas poco favorables para la industria de la construcción, principal consumidor de los productos siderúrgicos, se espera que la disminución en la edificación de vivienda sea compensada con las obras públicas.

Se estima que en general el crecimiento del sector, incluyendo infraestructura y vivienda, será del seis por ciento, lo que en opinión de Aristizábal representa buenas perspectivas del mercado.