Archivo

ROMY FARAH DISPUT 80 GAMES Y EN TODOS SALI VENCEDORA

La gran sorpresa de la I Parada del Circuito Nick Bollettien cumplido en Cali, fue Romy Farah, una niña de 11 años que durante el torneo no perdió ninguno de los games.

30 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La pequeña tenista disputó en total 80 games y en cada uno de ellos salió victoriosa; ni siquiera cedió espacios en dobles. Para los organizadores y el grupo de participantes resultó todo un acontecimiento que Farah ganara no solo los partidos de las eliminatorias, sino todos los partidos de clasificación.

Farah practica el tenis durante tres horas diarias y el responsable de su rendimiento es su padre, Patrick Farah, director de la Academia Montebre. La pasión por el deporte blanco es herencia, su abuelo disputó en varias oportunidades la Copa Davis.

En las instalaciones del Club Cañasgordas se cumplió la I Parada que reunió a niños entre los 11 y los 16 años. La triunfadora en la categoría de 16 años fue Carolina Martínez y en la categoría de 14 años la gran vencedora fue Alexandra Otero.

En la rama masculina el triunfo en la categoría de 14 años correspondió a Jaime Zuloaga en representación del Club Campestre y en la categoría de 12 años, el triunfador fue Santiago Solanilla, representante del Campestre de Cali.

Con éxito se cumplió la I Parada del Circuito Nick Bollettieri para las categorías hasta 12, 14 y 16 años que se realizó en el Club Deportivo Cañasgordas de Cali.

La gran figura del certamen fue Romy Farah, de sólo 11 años de edad, quien marcó un récord difícil de igualar: ganó todos sus partidos de clasificación y los de eliminación tanto en sencillos como en dobles sin perder ningún game de los 80 que disputó.

Romy, descendiente de tenistas porque su abuelo representó a Francia en la Copa Davis, es entrenada por su progenitor, Patrick, quien es director de la Academia Montebre.

Ella ha aprendido a manejar las diferentes situaciones que se presentan durante un partido , dice Patrick. Su evolución es permanente, al menos así quedó demostrado .

Romy es una niña como cualquier otra. Asiste al colegio y le dedica entre dos y tres horas a la practica del deporte blanco. Durante el juego actúa en el fondo y empieza a observar el trabajo de su rival hasta encontrarle las fallas y desde ese instante, comienza la demolición.

En tanto, Carolina Martínez se coronó campeona en la división hasta 16 años al superar a Juliana Zambrano, representante de la Escuela de Boleras del club Cañasgordas, 6-2 y 6-1.

En 14 años, la final la protagonizaron las representantes del Campestre-Cali, Alexandra Otero y Tatiana Duque con triunfo para la primera por 6-3 y 6-4.

En varones, en 16 años, Fernando García se coronó campeón al derrotar a Alejandro Gallo 6-4 y 7-6 (5).

En 14 años, Jaime Zuluaga venció a Fernando Medina, ambos del Cañasgordas, por 6-3 y 6-4.

Igual marcador se dio en la división de 12 años en la que se consagró campeón Santiago Solanilla en representación del Campestre-Cali al vencer a Esteban Camacho del club anfitrión.

Los ganadores en las diferentes categorías recibieron como premio dinero en efectivo, maletines y bolas de tenis.