Archivo

DFICIT DE MDICOS EN BUGA

La crisis que atraviesa la salud llegó a Buga en donde se denunciaron anomalías en la atención del servicio. De acuerdo con Armando Hurtado Rojas, vicepresidente de Asociación Médica de Colombia (Asmedas, seccional Valle), en el centro asistencial faltan profesionales en varias áreas lo cual ha desmejorado el servicio.

30 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así lo hizo saber a través de una comunicación enviada a la Secretaría de Salud del Departamento, Dilian Francisco Toro y a la alcaldesa de Buga, Gloria Stella Sánchez Sepúlveda.

El galeno sostiene que en cada una de las especialidades debe haber cuatro médicos de tiempo completo y uno de medio tiempo. El San José cuenta con cuatro especialidades: medicina interna, cirugía, ginecología y pediatría que son atendidas por tres cirujanos, tres ginecólogos y dos pediatras.

El director del centro, Diego Hernán Montoya, admitió la crisis de profesionales y recordó que en varias oportunidades se ha convocado el concurso de estos a través de medios regionales y nacionales, pero no se reciben ofertas pues Buga es una plaza pequeña.

Recordó que en el San José, el proceso de nivelación salarial se lleva a cabo paulatinamente pues para ejecutarlo se necesitan 1.800 millones de pesos y el hospital no cuenta actualmente con estos recursos. Así mismo, dijo que para el 15 de agosto se tiene previsto la puesta en marcha de la nueva área de urgencias que tuvo un costo de 140 millones de pesos.

Fuertes críticas al manejo que tiene actualmente el hospital San José de Buga tanto en lo administrativo como la parte médico-asistencial hizo el vicepresidente de la Asociación de Médicos Colombia (Asmedas-seccional Valle), Armando Hurtado Rojas.

Los cuestionamientos del médico Rojas ya fueron conocidos por la alcaldesa de Buga, Gloria Stella Sánchez y la secretaria de Salud del Departamento, Dilian Francisca Toro, a través de una comunicación escrita.

En ella, Rojas sostiene que ante las limitaciones de personal, los servicios de urgencias, especialmente, se han visto afectados. Argumenta que para garantizar el normal funcionamiento de la institución debe tener contratados como mínimo a cuatro médicos de tiempo completo en cada una de las especialidades y uno de medio tiempo. De este modo, puntualiza Rojas, se garantiza la presencia de un médico en cada especialidad las 24 horas durante toda la semana.

Las críticas van más allá. Dice Asmedas que ningún miércoles se cuenta con cirujano de turno y hay fines de semana que no se programa a ningún profesional. Entre tanto, en Ginecología, solo se cuenta con dos especialistas de tiempo completo, por lo cual pacientes que podrían ser atendidos aquí son remitidos a otra ciudad.

En medicina interna y pediatría, la situación no es la mejor. De acuerdo con Rojas allí no hay turnos nocturnos durante los fines de semana ni los días festivos.

Al respecto, el director del centro asistencial, Diego Hernán Montoya, confirmó la carencia de cirujanos, pues estos no se consiguen. La razón que esgrime el directivo es que estos profesionales generalmente buscan laborar en dos y tres sitios diferentes durante el día, pero como Buga es una plaza pequeña esa posibilidad se frena.

Incluso, dijo el odontólogo Montoya, que en varias ocasiones se ha convocado a los cirujanos a través de avisos de prensa regional y nacional, pero la respuesta no ha sido positiva.

Actualmente, el San José cuenta con tres cirujanos, tres ginecólogos, dos pediatras. Según el director del centro hay déficit de un pediatra, un cirujano y un ginecólogo, mientras que la demanda ocupacional del Hospital alcanza el 60 por ciento. La capacidad de atención es de 120 camas.

Pero detrás de la protesta de Asmedas está la parte salarial. Según la agremiación sindical, los salarios que paga el San José son mediocres.

Un especialista devenga 590 mil pesos, cuando dentro de la nivelación actual su salario es cercano al millón de pesos.

El director del Hospital dice que la nivelación en este centro se hará paulatinamente pues se necesitaría vender servicios por seis millones de pesos diarios para afrontar ese proceso que beneficiará a 380 trabajadores de planta y 60 que laboran por contrato.