Archivo

RESIDENTES ESPERAN LAS BECAS

Sin contratiempos para los pacientes transcurrió el cese de actividades de 24 horas que llevaron a cabo casi 300 médicos internos y residentes de los hospitales de nivel II y III de Cali.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El Hospital Universitario del Valle (HUV), que atiende en promedio 190 pacientes a través del área de urgencias, reportó relativa normalidad en el cumplimiento de la carga asistencial.

Desde las 7:00 a.m. 260 internos y residentes del HUV, 20 del hospital San Juan de Dios y 15 del hospital Mario Correa se declararon en asamblea general ante el incumplimiento del Gobierno en la asignación de becas crédito para la realización de sus especializaciones.

En el HUV los internos y residentes atienden gran parte de la carga asistencial. En el área de consulta externa atienden por lo menos un 60 por ciento y en el área de urgencias el 15 por ciento.

Los internos y residentes de la Universidad del Valle esperan desde hace cinco meses que se hagan efectivas las becas crédito, que desde diciembre de 1993 fueron prometidas por el Gobierno para aliviar su carga económica estudiantil, dijo el presidente de la Asociación de Internos y Residentes de Univalle, Jorge Iván Villegas.

Ante el anuncio de paro las directivas del HUV prepararon un plan de contingencia que permitió sostener el nivel de atención en por lo menos en un 80 por ciento. No se expidieron citas para consulta externa en esta fecha. Se reprogramaron las cirugías y se contrataron por lo menos 14 médicos adicionales para el área de urgencias. La parte de consulta externa y las cirugías de urgencia fueron atendidas por aproximadamente 260 médicos entre profesores y asistenciales.

Durante el cese de actividades los médicos residentes e internos de Univalle esperaban dialogar con el Ministro de Educación, Arturo Sarabia Better, quien presentaría las estrategias para la recuperación de la educación superior.

Los residentes aún esperan noticias de las becas crédito cuyo valor fue estipulado en dos salarios mínimos mensuales (237.868 pesos) que serviría de apoyo financiero para el pago de las matrículas durante sus procesos de formación especializada, que dura entre tres y cinco años dependiendo de la especialización.