Archivo

PARA EL VALLE $18.000 MILLONES EN SUBSIDIOS

Subsidios de vivienda por 18.000 millones de pesos tendrá el Valle del Cauca, si al Gobierno central le aprueban un ajuste presupuestal en los próximos días; la participación del departamento en el mercado subsidiado es del 8,5 por ciento. (VER RECUADRO ESTADISTICO:INURBE-PROGRAMAS VIS EXCEPCIONALES).

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Samuel Eduardo Salazar, gerente del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana (Inurbe) dijo en Cali que se entregarán este año, 1.500 subsidios por 3.600 millones de pesos para la Ciudadela Desepaz y para la reconstrucción del norte del departamento se tienen previstos 5.000 millones.

El Inurbe aspira a adjudicar en lo que resta de la administración Samper 367.000 subsidios, hasta el momento ha entregado 95.000, cifra que representa el 62 por ciento del total adjudicado durante el gobierno de César Gaviria.

Para reubicación de familias afectadas por los desastres naturales el Inurbe invertirá 35.000 millones de pesos este año. Entre 1991 y 1995 se han asignado 11.200 millones de pesos en subsidios; entre diciembre del 94 y abril del 95 la cifra ascendió a los 6.100 millones de pesos; el total requerido a mayo del presente año alcanza los 24.522 millones de pesos.

Salazar se reunió en Cali con los miembros de la Lonja de Propiedad Raíz quienes estaban interesados en conocer los alcances del Decreto 706 de abril de 1995. De acuerdo con la nueva reglamentación, el programa de vivienda de interés social queda incluido en la Red de Solidaridad Social; se atenderán solicitudes de aspirantes que devenguen entre 0 y dos salarios mínimos; el 30 por ciento del subsidio será para la adquisición de vivienda nueva y el 70 por ciento restante para mejoramiento del entorno.

El Decreto también establece límites al momento de fijar el valor de la vivienda. Según esa categorización, para poblaciones con más de 500.000 habitantes, quienes devenguen menos de dos salarios mínimos podrán acceder a una unidad habitacional de 90 salarios mínimos; para municipios que cuenten entre 200.000 y 500.000 habitantes, la vivienda será de 60 salarios mínimos y para municipios con menos de 100.000 habitantes la vivienda no sobrepasará los 50 salarios mínimos.

A la Lonja y a los constructores caleños les inquieta la capacidad de pago de los beneficiarios. El programa va dirigido a la gente pobre y en estos momentos las tasas de interés son altas y el crédito escaso señaló Hernán Borrero, presidente de la Lonja. A la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) le preocupa la forma como está repartido el subsidio, piensan que para la compra de vivienda nueva debería manejarse más de un 30 por ciento y bajar el tope dedicado al mejoramiento del entorno.