Archivo

HOY, ÚLTIMO HERVOR A PLAN MOCKUS

Al Plan de Desarrollo para Bogotá le falta el último hervor. Hoy, la plenaria del Concejo de Bogotá se reúne para darle el segundo debate y de lo que allí salga será el documento oficial que se le presentará al alcalde Antanas Mockus.

30 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El plan Formar Ciudad, como lo denominó la administración, es la brújula que guiará la administración de Mockus durante los próximos tres años.

Cuánto cuesta? De acuerdo con lo que aprobaron el sábado pasado, en sesión conjunta las comisiones de Presupuesto y Plan, el valor pasó de 5.3 billones de pesos a 5.1 billón de pesos.

La reducción en el precio fue propuesta por Mockus y acogida por el Concejo y consistió en disminuir la inversión en 140 mil millones de pesos.

El cambio fue así: se había presupuestado obtener 2.514 mil millones de pesos por ahorro de la administración central. En la nueva propuesta aparecen 2.500 mil millones.

También se había previsto que si los particulares invertían en la ciudad le significarían 1.020 mil millones de ingresos. Esa cifra se redujo a 992 mil millones.

Y en lo que sí se reajustó fue en la consecución de créditos, con la expectativa de que estos puedan ser externos (más baratos y a más largo plazo) y no internos.

En la propuesta original, por ese concepto, aparecían 308 mil millones de pesos. En la que se aprobó se registran 328 mil millones de pesos.

Pero también hay cambios en otros temas que no fueron propuestas del alcalde sino de los concejales que integran las comisiones.

Es así como mientras el plan original hablaba de estudiar la viabilidad del metro, en el que se aprobó en primer debate se habla del tema como uno de los principales proyectos prioritarios.

En materia de la sobretasa a la gasolina, se aprobó que para crearla, el alcalde Antanas Mockus deberá presentar un proyecto de acuerdo en donde explique las condiciones de imposición y destinación de ese impuesto.

Y si se trata de la privatización de las empresas de servicios públicos, estas solo se harán a través de un proyecto de acuerdo.

Lo que no pasó Hay otras propuestas que aparecían en el Plan original y que de primerazo no fueron aceptadas por las comisiones del Concejo.

Mockus tenía en el plan que, por los próximos cuatro años, la administración no concedería exenciones o amnistías tributarias.

Esa fórmula se cambió por la de dejar abierta la posibilidad de aprobar algunas exenciones.

La inclusión se hizo a propósito de una propuesta que cursa en el Concejo en el sentido de autorizar exenciones en el impuesto de industria y comercio para los colegios privados y las universidades.

Tampoco pasó la propuesta que hizo Mockus en el sentido de crear un Consejo de Planificación Regional de la Sabana de Bogotá, cuyo propósito era de mejorar las relaciones entre Bogotá y los municipios del área metropolitana y Cundinamarca.

A cambio, el Concejo dice que se deben realizar acciones de concertación en las que intervengan los gobiernos nacional, departamental, distrital y municipales.