Archivo

EE.UU. PIDIÓ AMPLIAR CUOTAPARA BANANO LATINOAMERICA

PorEstados Unidos le solicitó a la Unión Europea (UE) la ampliación en 250.000 toneladas de la cuota de importación de banano latinoamericano para este año, sobre lo cual todavía no ha habido respuesta.

30 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El tema bananero fue el punto prioritario de la reunión que sostuvieron la semana pasada en Bruselas (Bélgica) el representante comercial estadounidense, Mickey Kantor, y el comisario europeo de Comercio, Sir Leon Brittan.

Hasta ahora se sabía que la UE le dijo a Estados Unidos que no habrá cambios en el Acuerdo Marco bananero que se firmó con Colombia y Costa Rica.

Por estos días se supo que Kantor planteó cuatro solicitudes a la UE, según comentó a EL TIEMPO un diplomático de la Organización Mundial de Comercio (OMC): 1) Aumentar este año en 250.000 toneladas la cuota de importación de banano latinoamericano, fijada en 2 553.000 millones de toneladas. Quedaría en 2 803.000 toneladas.

2) Qué se disminuya la proporción de licencias de los operadores B en Europa. Estos son importadores de banano de menor calidad que el latinoamericano de las ex colonias europeas, los países ACP (Asia, Caribe y Pacífico).

En estos momentos, esos operadores tienen derecho a importar con licencias el 30 por ciento de la cuota de banano latinoamericano.

El 70 por ciento restante lo importan los llamados operadores A, o tradicionales compradores de fruta latinoamericana.

3) Que se hagan modificaciones a la distribución interna de las importaciones de la fruta latinoamericana.

Dentro del intrincado sistema del mercado regulado de la UE, existe a la vez una diferenciación entre los importadores europeos de fruta latinoamericana: primarios, secundarios y maduradores.

4) Que se desmonte el Acuerdo Marco firmado con Colombia y Costa Rica.

La UE ha señalado que este acuerdo está legalizado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) y fue tajante al decir que no lo desmontará.

Asuntos reservados El Acuerdo Marco es hijo del gran esquema regulatorio del mercado bananero europeo, que está sintetizado en la Resolución 404.

El Acuerdo Marco se logró después de una dura pelea por tumbar el 404. Algunos consideran que fue una ganancia para Colombia y Costa Rica. A otros no les gusta porque puede generar castigos de Estados Unidos.

El Acuerdo Marco no le agradó a Estados Unidos, porque supuestamente discrimina a sus empresas.

Por eso, apuntando contra Colombia, Costa Rica y la UE, Estados Unidos emplazó su arma comercial preferida: la Sección 301, que es como un coco : se usa para asustar. Pero en caso de dispararse significaría sanciones a otros productos distintos al banano.

Según la fuente de la OMC, lo que Kantor le planteó a Brittan, la semana pasada, simplemente fue una ratificación de los cambios que, muy a puerta cerrada, Estados Unidos le ha venido solicitando a la UE desde comienzos de año.

Agregó que las negociaciones comerciales, no sólo bananeras, son arduas, con amenazas, a veces con actitudes cordiales y otras distantes, pero lo importante es no perder de vista el objetivo .

Algunos creen que, exceptuando el Acuerdo Marco, la UE puede ceder, no sólo como parte de cierta flexibilidad sino porque hay movimientos internos que permiten ir en la dirección que ha planteado Estados Unidos.

Según los analistas, la UE puede necesitar aumento de la cuota global interna, máxime cuando los tres nuevos socios, Austria, Finlandia y Suecia, presionan para que el mercado sea más flexible.

Antes de pertenecer al esquema comunitario, esos tres países consumían libremente banano latinoamericano.

Además, Austria, Finlandia y Suecia no tienen operadores ACP (llamados operadores B), por lo que se supone que, con la ayuda de Alemania y Bélgica que siempre han estado en contra de un mercado regulado, se permita más flujo de banano latinoamericano.

Operadores ACP Los operadores ACP fueron beneficiados con licencias para fruta de América Latina por la siguiente razón: la Resolución 404 de la UE buscó encarecer el banano latinoamericano y bajar el precio de la fruta ACP, la de sus ex colonias, para mantener el consumo entre los europeos.

Para compensar a los importadores ACP, que negocian barato, el regalo es el 30 por ciento de las licencias de la fruta cara, o sea la latinoamericana.

Un último elemento surgido estos días, según un diplomático colombiano en Washington, es que a Estados Unidos ya no le interesa tumbar la 404, el gran esquema regulatorio del mercado europeo.

Le interesa es modificarlo explicó y por eso pide ampliación de la cuota global. Estados Unidos reconoce que si cae, perderían mucho los países del Caribe que viven del banano .

Según él, nadie quiere en Estados Unidos una guerra comercial con la UE por culpa del banano. A comienzos de año, el Departamento de Comercio publicó una notificación, en el diario oficial estadounidense, invitando a que se hicieran comentarios sobre las posibles sanciones a la UE. Nadie lo hizo porque no quieren sanciones y temen retaliaciones de la UE.