Archivo

EL AMBIENTE, MEDIO ANDA AL ORIENTE DEL D.C.

La Contraloría General de la República hizo un diagnóstico sobre medio ambiente en las localidades de Usaquén, Chapinero y Santafé y los problemas que detectó son los mismos que desde hace años afectan al oriente de la ciudad:

29 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En la localidad de Usaquén uno de los problemas más graves es el de la explotación de las canteras; en Chapinero la situación crítica es la alta contaminación por ruido y la urbanización en zonas de reserva forestal; y en el sector de Santafé dice que se deben legalizar los barrios subnormales localizados en los cerros orientales.

Esas son algunas de las conclusiones que se desprenden de un diagnóstico realizado por la Contraloría General, las cuales fueron dadas a conocer la semana pasada.

Usaquén En la localidad de Usaquén hay una prestación nula de servicios públicos como acueducto y alcantarillado, así como hay una explotación inadecuada de las canteras, pues de 52, solamente cuatro tienen licencia, señala el documento.

Según la Contraloría, hace falta capacitar a la ciudadanía para prevenir los incendios forestales. Es por eso que en los primeros meses de este año se quemaron accidentalmente y, también, por manos criminales treinta hectáreas de bosque natural.

En esta localidad, dice el informe, aunque las autoridades locales han invertido el 100 por ciento del rubro para medio ambiente, aún no se han disminuido los efectos contaminantes.

Además enfrenta problemas de invasión del espacio público en barrios que pasaron de ser residenciales a comerciales La contaminación por ruido es especialmente alta en las carreras 7a., 15, 19 y autopista Norte.

Chapinero En la localidad de Chapinero la mayoría de las quebradas presentan problemas de contaminación, debido al vertimiento de residuos líquidos, desperdicios orgánicos y desechos de construcción en las quebradas Delicias, Rosales y el río Arzobispo.

Hay una alta contaminación de ruido debido al intenso tráfico en las intersecciones viales de la calle 72 con avenida Caracas, calle 80 con los Héroes y Universidad Javeriana con carrera 7a., entre otros. Esto provoca enfermedades del oído y relacionadas con la agudeza auditiva, así como afecciones nerviosas como estrés, ansiedad y angustia.

Santafé Hay una alta concentración de monóxido de carbono en el centro de la ciudad, la cual se debe a la gran congestión vehicular de la zona.

Por otra parte la falta de agua ha disminuido la cobertura vegetal porque las plantas se debilitan.

Además el espacio público está invadido en los parques Santander, La Independencia y Los Periodistas, por prostitutas, indigentes y recicladores que dejan toda clase de desechos y de malos olores.

Estos problemas generan consecuencias sociales como delincuencia, drogadicción y prostitución, especialmente en la calle del Cartucho, la zona Alameda, la carrera 4a. con calles 21, 23 y 24.

Por su parte, la Contraloría General recomienda para esta zona que sean legalizados los barrios de los cerros y en especial la situación de 120 familias que habitan en el cerro Monserrate. También propone reglamentar y organizar a los vendedores ambulantes del sector.