Archivo

DICHOSOS, LOS ALEGRES DEL CAMPO

El pueblo es el que canta y hace año tras año el Concurso Nacional del Mono Núñez. Y en ese certamen, donde se promueve la música colombiana, Boyacá se hace presente una vez más, gracias al respaldo del Concejo de Duitama y al liderazgo del maestro Ricardo Bautista Pamplona, actual director del Instituto de Cultura y Turismo de la Capital Cívica, Culturama.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Una lujosa nómina de boyacenses estará durante este fin de semana, de puente festivo, buscando los máximos galardones del gran espectáculo musical que se realiza en Ginebra, municipio del Valle del Cauca.

Haciendo parte de la delegación boyacense viajaron, por cierto muy dichosos de haber ganado -por segundo año- el derecho a concursar, los integrantes del grupo Los Alegres del Campo .

Sus componentes, dos hermanos, un hijo de uno de ellos y un extranjero , tienen un largo historial en la música popular boyacense.

Alvaro y Dioselino Fonseca Jiménez, son los padres de este grupo que tiene sus orígenes en el municipio de Ciénega (Boyacá), donde animaban matrimonios, aguinaldos, rosarios, cumpleaños, bajo el nombre de Los Chajiros .

Como tales se dieron a conocer el el concurso Orquídea Musical de Radio Tunja Después la familia se trasladó a Ramiriquí. Después volvieron al mismo concurso como Los Ruiseñores de Sotaquirá , obteniendo el segundo puesto.

Debido a circunstancias especiales la familia Fonseca se estableció, por cerca de tres años, en Ramiriquí y de allí se trasladaron a Sogamoso, donde residen desde hace 18 años.

En 1989, cuando nace como artista, a los ocho años de edad, el hijo de Dioselino, Freddy, los hermanos Fonseca Jiménez bautizaron a su conjunto como Los Alegres del Campo , teniendo, además a Alfredo Corredor, cantante, oriundo de Sotaquirá.

En varias oportunidades actuaron en el Encuentro de Música del Altiplano Cundiboyacense que realiza Nobsa, con resultados satisfactorios. En un concurso en Tuta fueron ganadores y en 1994 por primera vez estuvieron participando en el Mono Núñez, donde tuvieron una gran aceptación, especialmente en el festival de la plaza.

Vida musical Los hermanos Fonseca Jiménez dicen que su vena artística viene de sus padres Dioselino Fonseca Caro, que tocaba la bandola, y Viviana Jiménez de Fonseca, que acompañaba con el tiple. Desde muy niños tuvieron en sus manos un instrumento musical. Alvaro es un experto requintista y Dioselino toca a la maravilla el tiple. El hijo de Dioselino, Freddy, a sus 14 años, estudiante del Colegio Celco, es la guitarra marcante del conjunto, en tanto que Aristómeno Porras, celador del Colegio Celco, es cantante y toca la guacharaca o charrasca , lleva pocos meses integrado al grupo.

La vida de nosotros ha sido el campo. Nacimos en la vereda Reavita, de Ciénega, donde nos tocaba darle al azadón. Papá, que fue contratista nos sacó, ya creciditos, a trabajar en las carreteras , cuenta Alvaro, quien desde hace 15 años labora como conductor en Caminos Vecinales. Dioselino, pensionado hace seis meses, trabajó 15 años en Caminos Vecinales y 18 años en la Secretaría de Obras Públicas del departamento.

En el trajín artístico la música carranguera es su fuerte, principalmente porque es la que más ha tenido aceptación entre el pueblo boyacense, dicen. También interpretan vallenatos, pasillos y música instrumental.

La música no les ha dado plata, por el contrario, tuvieron que sacar de su bolsillo lo poco que tenían para grabar su primer casete De Rumba por Boyacá , en el que invirtieron un millón de pesos y con la venta de los casetes recuperaron esa suma.

Tienen unas 20 canciones compuestas por ellos mismos, siendo Alvaro el más prolífico. Entre los temas suyos están el merengue Linda boyacacuna y la rumba Las novedades , que presentarán este fin de semana en el Concurso del Mono Núñez. También son autores de las rumbas Paisajes de mi tierra y Negrita Linda y del merengue Sabor Carranguero . La mayoría de sus temas musicales aluden a la vida del campo, que en definitiva es lo suyo.

Su gran anhelo es lograr que sus hijos sigan y superen el camino artístico recorrido por ellos porque nosotros estamos un poco carrangas , dijo Alvaro.

Delegación boyacense La siguiente es la nómina que por Boyacá participa desde este viernes en el XXI Concurso Nacional Mono Núñez: Sandra Esmeralda Rivera y su grupo Jaime Llano González, de Duitama.

Palos y Cuerdas, de Tunja.

Dueto Julio Flórez, de Susacón.

Los Alegres del Campo, de Sogamoso.

Cana y Santana, de Santana.

Los Empíricos, de San Pedro de Iguaque.

Pregoneros del Pueblo, de Firavitoba.