Archivo

CARTER MEDIARÍA ENTRE CUBA Y EE.UU.

El ex presidente estadounidense Jimmy Carter viajará a Cuba con una propuesta del actual gobernante, Bill Clinton, para flexibilizar el embargo económico a la isla a cambio de que su líder, Fidel Castro, ceda en asuntos políticos , revelaron ayer fuentes oficiales del Gobierno brasileño.

29 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Robert Pastor, asesor de Carter durante su administración, estuvo en La Habana la semana pasada negociando con las autoridades de ese país todos los detalles de la entrevista con Castro, que se producirá en las próximas semanas , informó ayer el diario O Globo, basado en informantes militares brasileños.

El veterano líder demócrata ha sido el emisario de Clinton en las negociaciones de algunos conflictos internacionales, como el reciente golpe militar en Haití y la guerra civil en la antigua Yugoslavia, y ahora se convierte en la fórmula para mejorar las tensas relaciones con Cuba, subrayan las fuentes consultadas por el matutino de Río de Janeiro.

Pastor y Carter son viejos amigos del Gobierno brasileño como quiera que el primero fue, a petición del ex jefe de Estado estadounidense, mediador para que el presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, recuperase su permiso de entrada a EE.UU., en 1978.

Cardoso, quien vivió en el exilio durante el periodo de los regímenes militares brasileños (1964-1985), fue incluido en esa misma época por el Servicio de Información de EE.UU. en una lista negra como posible comunista o subversivo , de la que salió el 8 de julio de 1978, después de un viaje a Brasil del entonces presidente estadounidense Jimmy Carter.

La versión no precisa detalles, aunque recalca que las fuentes del Palacio de Planalto -despacho del presidente Cardoso- y altos mandos militares y diplomáticos saben de la intención de Clinton de negociar el levantamiento de las duras medidas impuestas contra la isla a cambio de un recíproco gesto de Castro.

Estados Unidos impuso un embargo económico a la isla meses después de que Castro, líder de la revolución cubana que puso fin al régimen militar de Fulgencio Batista (el 1 de enero de 1959) anunciara su alineamiento a las prédicas comunistas.