Archivo

PERFILAN LA OEA DEL XXI EN HAITÍ

El secretario general de la Oea, César Gaviria Trujillo, propondrá a los Jefes de Estado de América que presenten sus registros de armas convencionales a la ONU; la relación de sus gastos de defensa; y que incentiven mayor transparencia en el manejo de los presupuestos militares.

29 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El conocimiento generalizado del perfil de las capacidades de defensa de los países, y la constatación de su naturaleza no ofensiva, contribuirán enormemente a disminuir el riesgo de eventuales confrontaciones y a consolidar un clima de distensión , señala el secretario general.

Durante la asamblea general que tendrá lugar entre el 4 y el 10 de junio en Puerto Príncipe (Haití), Gaviria presentará, en 82 páginas de apretadas recomendaciones ( Una nueva visión de la Oea ), los peros que le encontró a la organización, y sus ideas para sacarla adelante.

También urgirá a los mandatarios a tomar medidas colectivas contra el narcotráfico y la corrupción, como el estudio y la adopción de la convención interamericana antilavado de dinero, presentada por Colombia en la Cumbre de Miami.

Además, el documento abarca temas como la modernización del Estado; integración económica; defensa de los derechos humanos y el medio ambiente; replanteamiento de la Oea para asumir nuevas tareas; y la cooperación estrecha para lograr todo lo anterior.

Gaviria propone, en cuanto a la lucha contra la corrupción, que se suscriba un acuerdo hemisférico sobre el tema, que sobre la base de la propuesta de Venezuela en esa materia.

Igualmente señala que es necesario promover la cooperación entre autoridades judiciales, de investigación, control y fiscalización, en materia de infracciones y delitos contra el patrimonio del Estado.

Revolcón a la Oea La necesidad de hacer más eficiente a la Oea, proviene, afirma Gaviria, de poseer una estructura organizacional compleja que no se ha simplificado, a pesar de la dramática caída de los recursos durante los últimos 25 años .

Anota el secretario general que la Oea es muy rígida a la hora de manejar sus recursos humanos en función de las necesidades de la institución. Para remediarlo, dice, hay que eliminar el exceso de prioridades.

Gaviria introduce el criterio de costos claros en la cooperación, es decir, que ya no es posible seguir la idea de simple donación pasiva de recursos.

Cuando los recursos recibidos no implican costo directo ni suponen compromisos importantes para el receptor, su control para a ser secundario , es el principio que guía la propuesta.

Todo su plan de renovación repercute en lo administrativo. Se necesita una planta de personal adecuada a las nuevas metas. La Oea pasó de 1744 funcionarios en 1971 a tener 691 este año, y aún se requiere una fuerte inyección de gente que se adapte a la nueva organización. También pide considerar la posibilidad de ofrecer incentivos para el retiro de personal antiguo.

2005: saludo al libre comercio Según lo acordado por los presidentes de América reunidos en la Cumbre de Miami, en diciembre, las negociaciones para lograr una área de libre comercio que abarque todo el continente deberán culminar en el año 2005.

Lo que Gaviria propone en el campo comercial es crear una Nueva Unidad de Comercio de la Oea, que apoye y asesore a la Comisión Especial de Comercio de la organización y a los países miembros en el cumplimiento de las metas integracionistas.

Ese grupo de especialistas deberá emprender, como meta de corto plazo, una comparación de las características de los diferentes acuerdos de integración, que sirva a los Jefes de Estado para determinar una especie de croquis de las áreas que con mayor facilidad podrán integrarse económicamente.

A esta iniciativa, le suma Gaviria un paquete de recomendaciones, entre ellas, fortalecer el Sistema de Información de Comercio Exterior (Sice), para que cree una base de datos estadísticos sobre todos los países en materia de flujos de comercio, aranceles y listas de exportadores.

Dicha información sería accesible mediante una red que englobe a través de Internet a todos los países de la Oea y a sus organizaciones del área económica y comercial.

Medio ambiente Gaviria también propone la creación de una Unidad de Medio Ambiente, cuya prioridad sería preparar la próxima Cumbre sobre Desarrollo Sostenible, que tendrá lugar en Bolivia en 1996.

La unidad, como las anteriormente descritas, posee responsabilidades en cuanto a coordinación con países y organismos adscritos a la Oea, intercambio de información; y a largo plazo, la formulación de políticas y desarrollo de estrategias.

Según Gaviria, el desarrollo jurídico e institucional para los temas ambientales ha sido inferior al de otros aspectos en el Hemisferio. No existe un marco de normas interamericanas construido colectivamente, de modo que la voluntad de cooperación de los países es relativa al interés eventual de cada mandatario.

El documento de Gaviria será puesto a consideración de la asamblea general y en ocasión posterior por el Consejo Permanente de la organización, y se espera que una buena parte de su contenido constituya la declaración final de la reunión de Haití.