Archivo

SE POLARIZAN FUERZAS PARA INTEGRAR DLN

A juzgar por lo que viene ocurriendo en los últimos días, es probable que la dirección del liberalismo quede al mando de dirigentes que poco o nada tienen que ver con el Congreso, pero sí mucho con la suerte del partido.

29 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los primeros parlamentarios en declinar tal aspiración fueron los senadores Julio César Turbay, José Renán Trujillo y Juan Martín Caicedo Ferrer.

No obstante el hecho más significativo se registró hace pocos días cuando el barranquillero Fuad Char Abdala, uno de los hombres con mayor respaldo electoral en el país y dueño de los votos suficientes para hacerse a un cupo en la Dirección Liberal, optó por declinar su candidatura.

Char propuso, en cambio, que los ex presidentes Julio César Turbay y Alfonso López, volvieran a prestar sus buenos oficios al partido haciendo parte de la DLN.

Independientemente de si su declinación obedece a razones personales (el gobierno de EE.UU. mantiene suspendida su visa para entrar a ese país) o por estrategia política, entendidos en la materia aseguran que con su determinación se ha creado un precedente para que otras personas, con la misma capacidad de movilizar votos a la convención de julio, cuando se escogerá la nueva directiva del partido, le abran paso a una Dirección extra parlamentaria.

Incluso ya se han planteado otras fórmulas. El senador Juan Martín Caicedo ha propuesto que la DLN este integrada por respetables personalidades del partido a quienes no les asiste ningún afán protagónico, como Juan B. Fernández, Otto Morales, Hernando Agudelo Villa o Carlos Lemos.

Otros han manifestado que es importante mantener un lazo de comunicación entre el Congreso y el partido, por tanto proponen una dirección mixta, con tres personas alejadas de las intrigas del Parlamento pero con la presencia de los presidentes de Senado y Cámara.

Sola se ha quedado, en cambio, la tesis del senador antioqueño Bernardo Guerra, que propuso una Dirección Liberal en la que tuvieran asiento los posibles candidatos presidenciales de 1988. Eso no reconstruye sino que destruye al partido , dijo Caicedo Ferrer.

La fórmula extra parlamentaria o la mixta parecen ser las tesis con mayores adeptos, caso en el cual una de ellas se impondrá en la convención del 24 de julio.