Archivo

APIAY BUSCA SER UN PARAÍSO ECOLÓGICO

Más que ser el sitio donde funciona la Superintendencia de Operaciones de Apiay, la hacienda Lagunitas pasará a ser un paraíso ecológico. Así lo anuncia la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, en su publicación mensual de Carta Petrolera .

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Sgeún el informe, el programa de vien adelantando desde hace un año y contempla dos partes: una, la que tien que ver con la operación petrolera como tal; y otra, la que busca recuperar el área adyacente con sus cuerpos de agua, bosques, etc.

Dentro de la recuperación, conservación y embellecimiento del entorno, se recuperarán en un plazo de 3 años, 114 hectáreas y luego se incluirán al proyecto otras 300.

Al final la jurisdicción de la Superintendencia quedará encerrada en un cinturón ecológicos y de seguridad , cita el informe.

La reforstación se desarrollará en un área de 90 hectáreas, donde se sembrarán 90 mil árboles de más de 30 especies nativas.

Agrega la publicación de Ecopetrol que un equipos de ingenieros agrónomos -contratado por la Superintendencia- esta encargado de crear las condiciones simbióticas para que las plantas se adapten y desarrollen, permitiendo la creación de un bosque donde antes había prados de brachiaria... .

Igualmente se tiene en mente la protección y conservación de cuerpos de agua. Se hará mantenimiento a la laguna Las Tortugas, un pequeño estanque natural a orillas del caño Quenane, donde se sembrarán especies propias del agua y un desovadero .

Sin embargo, lo primordial en este frentes es mantener el denominado caño seco (especie de bosque secundario conformado por palma de moriche) y el nacedero o laguna natural.

De acuerdo con Carta Petrolera . los linderos de Lagunitas se siembran con eucalipto y otras especies apropiadas para hacer la función de cercas, dando la ventaja de ofrecer un aspecto ecológico. L alabor será complementada con la arborizacion de las vías internas.

Lo que hacemos aquí es vender un sueño, un sueño que busca crear un pulmón que nos proporcione salud ambiental , dijo Fernando Lázaro, funcionario del Departamento Administrativo de la Superintendencia y principal impulsor del proyecto.