Archivo

REFLEXIÓN

Lo del recorrido del alcalde con la comunidad y los medios de comunicación el domingo de la semana anterior, hasta quebrada honda, para observar las obras del acueducto, dejó una sensación de alivio en la opinión pública, pues se confirmó que los trabajos están marchando.

02 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Lo que hay que vigilar es que continúen con la misma celeridad, pero sin improvisación, para cumplirle a la comunidad con el acueducto en diciembre como lo ha prometido el mandatario Juan de Dios Bermúdez.

También hay que exigir y fiscalizar que se tomen los correctivos necesarios en Empresas Públicas, sea liquidando la empresa y creando un nuevo ente o reestructurando la entidad existente, para que asuma con responsabilidad el manejo del nuevo servicio.

Una labor eficiente en estos dos aspectos, deben dar como resultado, al final del año, un servicio de suministro de agua acorde con las necesidades de una ciudad como Villavicencio, capital de un departamento. Si no es así, hemos perdido el tiempo y la fe.