Archivo

CUENTAS ALEGRES EN FONDOS DE PENSIONES

A los fondos privados de pensiones les tocará revisar sus cuentas y rehacer sus bases de datos pues la información que manejan no es confiable.

29 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Todo empezó el 31 de marzo de 1995 cuando la Superintendencia Bancaria solicitó al Instituto de Seguros Sociales (ISS) y a los fondos de pensiones (AFP) cruzar sus bases de datos para saber a ciencia cierta cómo estaban sus cuentas.

Al unificar los registros, las AFP y el Seguro encontraron que ambos estaban haciendo cuentas alegres: el ISS aún contaba entre sus afiliados a 56.943 trabajadores que ya se habían pasado a los fondos, mientras las AFP contaban con que el Seguro les pagaría la totalidad de los aportes registrados en sus bases de datos.

Para realizar este trabajo, el Seguro aplicó a los registros enviados por las AFP tres filtros con el fin de obtener resultados más confiables. En el primero se cruzaron las cédulas repetidas; en el segundo, salieron los ya pensionados y finalmente se conoció quiénes de los presentes en esas listas habían solicitado o están tramitando su pensión.

Vaya sorpresa cuando la información se cruzó y se dieron los primeros resultados! El descalabro Los casos más dramáticos se presentaron en Porvenir, Colfondos, Protección y Davivir, a los cuales el ISS les rechazó más del 50 por ciento del total de sus afiliados.

A Porvenir, que en la actualidad cuenta con 422.874 afiliados, se le desconocieron 246.188; a Colfondos que registraba 211.392 afiliados se le rechazaron 102.508; a Protección que tiene 159.704 actualmente, se le desconocieron 95.455, y a Davivir no le aceptaron 20.391 afiliados, cuando esta entidad registraba 42.607.

Proporcionalmente al número de afiliados, las administradoras mejor libradas en la cacería de brujas del ISS fueron: Colmena 8.959 afiliados rechazados; Colpatria 35.521; Horizonte 78.271 e Invertir 1.018.

El rechazo por parte del ISS de estos 597.540 afiliados a las AFP trae como consecuencia para los privados, que el valor de sus fondos no es el que ellos en realidad reportan al público y que el Seguro les adeuda cerca de 25.000 millones de pesos.

Por su parte, el Seguro Social, por primera vez en este año, da oficialmente cifras del número de desafiliados (144.966, sin contar los ya retirados y que están pendientes del Bono Pensional) y reconoce su deuda con las AFP entre mayo y diciembre de 1994.

El Seguro rechazó a estos afiliados por varios motivos: porque su cédula no se encontró en la base de datos del ISS; porque habían cédulas con fecha de ingreso a la AFP anterior al primero de abril de 1994 o cuando la fecha estaba errada. También se rechazaron las cédulas iguales, pero con nombres diferentes, pensionados, o simplemente personas inexistentes, o que ingresaron recientemente a la fuerza laboral..

Según un comunicado enviado por Gloria Cecilia Acosta, coordinadora de operaciones del departamento de informática del ISS, a la gerencia de informática del Seguro, en el cual se exponen los resultados del cruce de información, se afirma que en las bases de datos aparecen números patronales de la actividad 91 y 92 (pensionados), registros que fueron rechazados. También aparecen algunos nombres que no coinciden con el que aparece en nuestro archivo laboral .

También se afirma que debe tenerse en cuenta que algunos afiliados que aparecen retirados o activos son inhabilitados o ingresaron al Fondo de Pensiones en 1995, por lo tanto estos aportes no se deben incluir en la devolución. Lo mismo sucede con los aportes que aparecen registrados pero pertenecen a retiros retroactivos .

Esta es la primera operación conjunta que hacen los fondos y el Seguro Social, luego de 13 meses de funcionamiento de la reforma a la seguridad social en Colombia. Esta información del ISS reordenará la participación de los fondos en el mercado de las pensiones y le obligará a reformar su sistema de datos y mercadeo de su producto.