Archivo

AMNISTÍA A SANANDRESITOS PARA LEGALIZAR MERCANCÍAS

El Gobierno decretó una amnistía con el objetivo de legalizar las mercancías que han ingresado de manera irregular al país y que se están negociando en diferentes establecimientos comerciales.

28 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La medida pretende darle la posibilidad, principalmente a los propietarios de locales en sanandresitos, de formalizar los bienes que negocian y evitar que después sean objeto de decomisos.

La decisión forma parte del programa de fiscalización y legalización del comercio que adelanta la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian).

El decreto establece que las mercancías que se encuentren en lugares de venta al público al detal sin el cumplimiento de los requisitos previstos en la legislación aduanera para su importación o libre disposición, podrán ser objeto de legalización .

Para ello será necesario la presentación de la Declaración de Legalización, en la cual se liquidarán los tributos aduaneros respectivos, sin el pago del valor del rescate contemplado en el artículo 82 del decreto 1909 de 1992 .

Para los efectos de este decreto, se entiende como lugares de venta al público los locales comerciales que realizan ventas al detal así como los sitios de almacenamiento de las mercancías, destinadas exclusivamente a surtirlos siempre que estos últimos se encuentren ubicados en el mismo inmueble.

El interesado en legalizar la mercancía que comercializa debe cumplir ciertos requisitos. En primer lugar, debe presentar antes del 15 de junio próximo una solicitud en la cual manifiesta su voluntad de acogerse al tratamiento, ante la administración de impuestos y aduanas respectiva.

Una vez sea aprobada la correspondiente solicitud, debe presentar ante la administración el inventario de las mercancías que va a legalizar y entregar la declaración de legalización antes del primero de agosto de 1995.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales queda facultada para celebrar acuerdos de pago para la circulación de los tributos aduaneros.

Así mismo, se estableció que no se requerirá acreditar el pago de los tributos aduaneros para obtener el levante de la mercancía y que quienes se acojan a este tratamiento no están obligados a diligenciar la Declaración de Valor.

El gobierno aseguró que la medida es una manera de trabajar en la fiscalización y legalización del comercio en un programa que se inició desde hace algún tiempo.