Archivo

SÍ HUBO MANO A MANO ENTRE RODRIGO PARDO Y ROBERT GELBARD

El canciller Rodrigo Pardo García-Peña dijo que si no hay una cooperación equilibrada con los Estados Unidos, no llegamos a ninguna parte .

28 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Las diferencias con Pardo, que el subsecretario de Estado para Asuntos Internacionales de Narcotráfico de EU., Robert Gelbard, calificó como naturales en su rueda de prensa del pasado jueves, estuvieron lejos de ser una simple desavenencia.

Pardo aceptó que en la conversación con el importante emisario de los Estados Unidos, en la cual estuvo presente el embajador Myles Frechette, hubo un momento en que Gelbard le observó que al Gobierno de Estados Unidos no se le habla así , y Pardo le respondió: En Colombia sí .

En una entrevista televisiva concedida al noticiero CM&, Pardo no negó que Gelbard se mostró muy molesto por las condiciones él le interpuso a las acciones de los agentes de la Agencia Estadounidense Antidrogas (Dea) en Colombia.

Pardo se habría levantado de su asiento, en medio de la conversación, en señal de disgusto por la acotación del funcionario estadounidense sobre la imposibilidad de que a su Gobierno se le hable así .

El florero de Llorente fue la afirmación de Pardo en el sentido de que el Gobierno nacional invita a que la Dea siga operando en Colombia, pero que cumpla obviamente unas condiciones mínimas de seguridad .

Explicó el Canciller que entre ellas se cuentan que no vengan a Colombia como turistas, sino de acuerdo con lo establecido por la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares.

Pardo también pidió que sus agentes no hagan operaciones secretas, como quiera que esa no es la política de la agencia estadounidense.

Tampoco se trata de una cosa absurda o estrambótica. Se trata de esclarecer algo que para la opinión pública colombiana pues debe ser claro , anotó el ministro.

Señaló que la posición de Colombia en este tema está siendo sometida a un proceso de negociación de hecho , entre otras cosas porque las condiciones las pone el Gobierno de Colombia .

Anotó que no interpreta estos roces como un síntoma de deterioro en la relación sino, por el contrario, de que estamos más cerca de Estados Unidos de lo que estábamos hace unos meses.

Dijo Pardo que la reacción de Gelbard al decir que a su Gobierno no se le habla así obedece a una posición que forma parte de una negociación, de una definición sobre los términos de la cooperación.

Y es que en el fondo de todo esto, los Estados Unidos y Colombia comparten la necesidad de acabar con el narcotráfico, porque nos hace más daño a nosotros el narcotráfico, por violencia, por corrupción, por mala imagen, por todo lo que ha hecho el narcotráfico en este país, que a los Estados Unidos donde hay un problema muy grave de drogadicción, pero es un problema de una naturaleza diferente , subrayó.