Archivo

TAPONADA LA CARRETERA PANAMERICANA

Un gigantesco derrumbe taponó ayer la carretera Panamericana, entre Pasto y Popayán, a la altura de los 115 kilómetros.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La magnitud del deslizamiento se estima en 330.000 metros cúbicos de lodo y rocas, lo que motivó el inmediato traslado de maquinaria pesada para superar la emergencia.

El Instituto Nacional de Vías (INV) puso al frente de esta situación al director del Distrito de Pasto, ingeniero Leonardo Rosero.

Los transportadores que a esta hora transitan por la carretera Panamericana pueden utilizar dos vías alternas así: La primera por Mojarras-Casa Fría-Matacea, de 27 kilómetros, 10 de ellos pavimentados.

La segunda por Mojarras-Mercaderes-La Unión-Buesaco-Pasto.

El director del INV, Guillermo Gaviria Correa, ordenó trabajar día y noche en el lugar para permitir el paso vehicular dentro tres días.

De otra parte, desde Popayán fueron desplazadas patrullas de la Policía de Carreteras, que controlarán el tráfico por las vías alternas.

El Instituto Nacional de Vías pide la colaboración de los transportadores para agilizar los trabajos de remoción y así normalizar la situación.