Archivo

HABRÍA NUEVO PARO DE PROFESORES UNIVERSITARIOS

Representantes de los profesores de 27 universidades públicas del país, reunidos en un pleno nacional ayer en Cartagena, rechazaron la propuesta salarial del Gobierno para ese sector y advirtieron que si el 5 de junio no se ha llegado a ningún acuerdo, iniciarán una asamblea permanente.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Sería el segundo paro de profesores universitarios en lo que va corrido del año. El cese anterior se realizó en febrero, con el propósito de presionar al Gobierno para que convocara a una comisión bipartita que estudiara el régimen salarial y prestacional único para los docentes de las universidades estatales.

Dicho paro fue acogido por unos doce mil profesores y afectó a 200 mil estudiantes de 25 de las 30 universidades públicas del país.

La comisión comenzó a trabajar el tres de marzo y expirará, según la resolución que la creó, el próximo tres de junio.

El viceministro de Educación, Carlos Gerardo Molina, dijo a EL TIEMPO que si los profesores se van a paro, el Ministerio retirará inmediatamente su propuesta salarial.

La propuesta no satisface las aspiraciones de los negociadores, pero el Gobierno no puede incrementarla porque no hay recursos pero, sobre todo, porque los incrementos deben hacerse con base en criterios de calidad , dijo.

El conflicto con los maestros universitarios resulta más complejo que el que acabó de arreglarse con los maestros de educación básica. Aunque la diferencia entre las propuestas de los docentes y del Gobierno es, en términos económicos. básicamente la misma, los montos son incomparables.

La petición de Fecode costaba un billón de pesos y el Gobierno fijó su tope en 800 mil millones. En este caso, las aspiraciones fijadas por los sindicatos de profesores cuestan 200 mil millones, y el Gobierno no está dispuesto a destinarle más de 20 mil millones de pesos. Mientras que un aumento en el monto del 20 por ciento podía satisfacer a Fecode, en esta ocasión el Gobierno tendría que multiplicar por diez su cifra.

Los profesores universitarios piden elevar su sueldo de enganche de 480 mil pesos a por lo menos un millón de pesos. Y que con base en ello se incrementen los demás salarios. El resultado sería un aumento del 100 por ciento para todos los docentes.

Fabio Lozano, presidente de la Federación Nacional de Profesores Universitarios, dijo que la comisión negociadora considera que la contrapropuesta no satisface una décima parte de las exigencias de los docentes. Además, el Gobierno no tuvo en cuenta la fórmula gradual para la nivelación de los salarios que propusimos , dijo.

El viceministro consideró que pensar en una nivelación sin tener en cuenta las contradicciones que actualmente existen entre los ingresos de los profesores, es un error.

El Ministerio de Educación elaboró un diagnóstico según el cual hay diferencias marcadas que no obedecen a criterios de calidad.

Por ejemplo, el puntaje promedio en el escalafón de los docentes de la Universidad Nacional, considerada una de las mejores del país, es de 300. Pero existen promedios mucho mayores, y por ende, salarios mucho más elevados, en universidades de provincia, cuya calidad no es tan buena .

Según Molina, esto obedece a la laxitud con que se ha aplicado el decreto 1444 en algunas universidades. Esa norma es la que regula el régimen actual, para el cual los maestros piden reformas sustanciales.

No vamos a beneficiar a las universidades que han abusado en la aplicación de esta norma, entre otras cosas, nombrando profesores titulares a muchos docentes sin que su calidad dé para tanto, solamente para mejorar su salario .

Según Pedro Hernández, presidente de la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, la propuesta oficial se limita a modificar el anterior régimen en los puntajes y categoría, pero no cumple con la nivelación salarial y prestacional que ordena la Ley 4a. de 1992 .

Según los docentes, el salario promedio de los profesores universitarios es 600 mil pesos. Sin embargo, el Gobierno, a partir de su diagnóstico, afirma que es de un millón. Los maestros piden fijar el salario de ingreso a la carrera docente en una cifra no inferior al millón de pesos y, con base en ello, nivelar a los demás.

RECUADRO La propuesta oficial El Gobierno ofrece a los docentes 20 mil millones para incrementos salariales del 11 por ciento en cada uno de los próximos tres años, El salario de enganche sería de 538 mil pesos.

Otros 5 mil millones se destinarían a premiar a los profesores de las universidades que se acrediten y que reúnan unos requisitos de calidad preestablecidos por el Gobierno. Las universidades repartirán el dinero entre los profesores a través de primas y en virtud de su autonomía.

Los docentes que no se acogieron al régimen actual, que son unos 2.500, recibirán aumentos preferenciales. Para esto se cuenta con 8 mil millones de pesos más.