Archivo

PRUEBA DE FUEGO A PLAN MOCKUS

El Plan de Desarrollo para Bogotá está en sus últimos toques. Después de pasar por la lupa del Concejo y de la Alcaldía se perfila, por ejemplo, que la sobretasa a la gasolina será del 15 por ciento, que reaparece la valorización general y local, que el cobro de peaje es, prácticamente un hecho, y que el metro queda planteado como una posibilidad.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Aunque hoy se realizará el primer debate en la Comisión del Plan del Concejo ya hay algunas recomendaciones de los concejales que fueron aceptadas por el alcalde Antanas Mockus.

Según el director de Planeación Distrital, Alberto Villate, una de ellas es que desaparece del paquete de megaproyectos el que se refiere al plan de manejo integrado de la sabana.

A cambio se propone dentro del Plan crear un Consejo de Planificación Regional de la Sabana de Bogotá y municipios vecinos, en donde se desarrollará en espacio de concertación para discutir el tema.

De la misma manera, el alcalde Mockus aceptó que en el Plan de Desarrollo se contemple la participación del sector privado en el uso del espacio público.

Dice Villate que el Alcalde también acepta que se establezcan nuevas formas de apoyo de autoridades locales.

También se reconoce el fortalecimiento en el sistema local de salud.

En materia de políticas, se aceptan las sugerencias sobre productividad urbana, se enuncia una política de empleo.

Afirma el director de Planeación que en materia de financiación se crean nuevos mecanismos como valorización general.

Lo que no pasó Villate explicó que no se incluyeron propuestas como por ejemplo una que establecía que antes de que la administración tome cualquier determinación debería ser consultadas con la ciudadanía.

Según Villate, al contrario de promover la participación, esa norma lo que hace es prácticamente paralizar el funcionamiento del gobierno distrital debido a que el Alcalde tendría que convocar a la ciudadanía para tomar cualquier decisión.

El Director también mencionó otra modificación que consistía en crear el Servicio Distrital de Bienestar Familiar para la protección de la mujer y de la infancia.

La administración no la aceptó porque consideró que crear entidades no es la solución para mejorar una atención y que, al contrario, lo que se debe propugnar es por fusionar algunas de las existentes.

Tampoco se aceptó una propuesta que obligaba a la administración a elaborar conjuntamente con el Concejo los Planes de Acción.

Dijo Villate que no pasó sencillamente porque la Ley establece que sea el Consejo de Gobierno quien los elabore.

De todas maneras, hoy se hará el debate artículo por artículo porque algunos concejales presentaron discrepancias a la decisión de Mockus.