Archivo

SE REBELAN LOS INDÍGENAS DE LA SIERRA NEVADA

Acosados por la indiferencia del Estado y las promesas no cumplidas, los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta se rebelaron y, en una carta al gobernador del Magdalena, Jorge Caballero Caballero, exigen solución a su problemática.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Tal actitud fue asumida por las diferentes familias indígenas del macizo montañoso en vista que no se han cumplido ninguno de los acuerdos que se han suscrito para aliviar sus penas y evitar la desaparición de sus culturas.

Los nativos solicitan que sus necesidades sean incluidas en el Plan de Desarrollo del Departamento.

Las peticiones de los indígenas van desde el saneamiento de resguardos, salud, educación hasta la consecución de una sede propia para la Organización Gonawindua Tayrona. También exigen como prioridad incluir en el Plan de Desarrollo del Magdalena la recuperación ambiental de la Sierra Nevada.

La Organización Gonawindua, que congrega a las familias Koguis, Arzarios y Arhuacos, se creó para la defensa de los nativos de la Sierra y desde ese momento ha venido solicitando del Estado la entrega de Ciudad Perdida para su manejo, pero hasta el momento sólo han logrado una franja de tierra que como en tiempo del descubrimiento de América le permitirá salida al mar.

En 1994, el entonces presidente César Gaviria Trujillo les entregó en la desembocadura del río Palomino varias hectáreas de tierra para su salida al mar, pero esto no se ha cumplido en su totalidad, porque todavía varias hectáreas de la tierra entregada se encuentran en poder de los colonos.

Adalberto Villafañe, coordinador de Tierra y Ordenamiento Territorial de la Organización Gonawindua Tayrona, señala que en un documento previo están las propuestas para la formulación de un Plan de Acción Indígena en el Magdalena, además de la problemática y las estrategias a corto plazo para los sectores más angustiosos.

Sobre los problemas de salud, los indígenas solicitan ampliar la cobertura en atención primaria y para lograrlo se requiere la construcción de 12 puestos de salud y reparar la mayoría de los que existen, además piden el nombramiento de 20 promotores que atiendan la población, dijo Villafañe.