Archivo

ASAMBLEA DE OEA EVALUARÁ LOS D. H.

El informe que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentará a la asamblea general de la OEA, a realizarse en la segunda semana de junio en Puerto Príncipe (Haití), tiene en el capítulo sobre Colombia una noticia buena y una mala.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La mala, es que la Comisión -según palabras de su su presidente, el colombiano Alvaro Tirado Mejía- registra con profunda preocupación la situación de violencia en Colombia y la de derechos humanos enmarcada en ese problema, que es quizás una de los más grandes del hemisferio occidental .

La buena, es que se observan como positivas las medidas que se han venido tomando durante la presente administración: la aprobación del Protocolo II, anexo a los convenios de Ginebra; el reconocimiento de responsabilidad de parte del Gobierno en el caso de la masacre de Trujillo, y unas promesas del Gobierno con relación a la comisión para reforma del Código de Procedimiento Penal Militar .

Tirado explicó que el documento consta de tres partes.

La primera, dedicada a analizar la estructura jurídica del sistema interamericano en el tema de Derechos Humanos; la segunda trata sobre las actividades de la comisión en países como Haití, Guatemala, Jamaica, Ecuador y Bahamas; y la tercera examina casos individuales en los cuales la comisión se ha pronunciado, como los de Argentina y Perú.

Dijo Tirado que en 1995 no se resolvieron casos sobre Colombia pero existe una cantidad en trámite, entre ellos el de la desaparición del docente Isidro Caballero, en la década del 80, del cual informó que se halla en etapa procesal.

Otro capítulo contiene de informes especiales sobre Cuba, El Salvador y Haití, país este último donde la comisión tuvo una activa participación en la reposición del gobierno elegido democráticamente de Jean Bertrand Aristide.

Se puede observar que hay un cambio en el tema de Derechos Humanos en el continente. Ya pasó el problema de las dictaduras, de las torturas masivas y las desapariciones como políticas estatales de esas dictaduras; hoy vemos problemas más relacionados con la libertad de expresión y otros derechos , anotó Tirado Mejía.

Sobre el hecho de que el ex presidente peruano Alan García haya respondido a los cuestionamientos de tipo legal que recientemente se le vienen haciendo en su país, señalando que el Gobierno de Alberto Fujimori violó sus derechos fundamentales, Tirado Mejía hizo la siguiente claridad.

La comisión se pronunció por hechos ocurridos en 1992 cuando García se encontraba aún en el Perú, cuando él denunció atropellos muy específicos contra su familia, pero no sobre ningún otro tipo de problema .

Dijo que, sobre asuntos de malversación de fondos públicos de que se acusa a García, la comisión no ha expedido pronunciamiento alguno, aunque se haya pretendido insinuar lo contrario.