Archivo

FOBIA Y SEGURIDAD SOCIAL EN LOS PARQUES

El rock es un lenguaje ecuménico, un credo que comparten millones de jóvenes alrededor del mundo y obviamente la comunicación es mucho más amplia si además hablan el mismo idioma.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Por eso, un Festival como el de Rock al Parque es superior a todos los conceptos del negocio del espectáculo y por eso bandas con un cartel a nivel europeo y latinoamericano como Seguridad Social de España y Fobia de México, aceptaron participar completamente gratis en este Festival.

La vinculación de estos grupos se logró gracias a Marusa Reyes, manejadora de Fobia y Caifanes, quien al enterarse de la naturaleza de este evento, único en Latinoamérica, le comentó a sus pupilos las características de este Festival y ellos, que son genéticamente rockeros, aceptaron venirse a tocar sin recibir un peso. Reyes también le planteó a los organizadores la inquietud para que hablaran con los miembros del cuarteto español Seguridad Social, quienes aceptaron someterse a las condiciones que les ofreció el Instituto Distrital de Cultura y Turismo.

El caso es que unos y otros se encuentran en Bogotá dispuestos a poner todo su empeño rockero. La importancia que está cogiendo Rock al Parque logró vincular, inclusive a los miembros de Maná, quienes, para su fortuna, tuvieron que extender un día su estadía en Bogotá y por la tarde se pasaron por el Parque Simón Bolívar para acompañar a sus compatriotas de Fobia y apreciar a algunas de las bandas bogotanas. Aunque ya de por si estaban encaretados con el Bolero Falaz de Aterciopelados.

El rock es un mensaje universal Los españoles de Seguridad Social llegaron a Colombia atraídos por los textos de García Márquez y los cantos de Rafael Escalona interpretados por Carlos Vives. A diferencia de muchos grupos extranjeros, llegaron a un país que no les es desconocido. Es más, de alguna forma se encuentra presente en sus canciones y la exótica Remedios la Bella fue la fuente de inspiración de una de sus canciones: Desierto de amor.

José Manuel Casañ, Rafa Villalba, Jesús Gabaldón y Alberto Tarín son rockeros de profesión, eso implica una actitud vital que nada tiene que ver con el show bussines, ya que ninguno de los cuatro vive para salir en televisión y conquistar inmaduras adolescentes.

Solo quieren hacer música y en función de eso viven. La visita a Colombia es una ocasión muy especial, pues hace rato teníamos ganas de visitar este país. En el momento estamos interesados en hacer una especie de fusión con la música del Caribe y la de los Andes. En este punto creemos que Colombia tiene un buen trecho ganado .

Seguridad Social lleva en el mundo de la música cerca de 13 años. Su labor comenzó en 1982, con la explosión punk en España. Nos vinculamos con la filosofía punk de hazlo tu mismo. Eramos un grupo muy vital y energético. Pero poco a poco fuimos abriendo el espectro y derivamos hacia otros ritmos .

Son una agrupación que vive en permanente búsqueda y que están perfectamente conectados con su tiempo. Al comienzo los grupos que hacían rock en España se empeñaban en copiar el modelo de los anglosajones. Todos caímos en el mismo juego. Pero luego, el proceso se fue decantando y comenzó la inquietud por lograr sonidos diferentes.

En el caso nuestro, encontramos una buena fuente en el folclor español y en la música de América Latina, la cual era parte de nuestra memoria. Mis padres escuchaban canciones como Se va el caimán y Santa Marta tiene tren, las cuales se interpretaban en las fiestas que ellos organizaban. Por eso nosotros nos sentimos vinculados a esos ritmos. Son lenguajes musicales que están cerca de los que somos y de lo que queremos .

Los miembros del grupo consideran que el rock es un lenguaje universal pero que en la actualidad hay una necesidad de buscar una identidad. Es paradójico pero a medida que el rock se expande por el mundo, en vez de homogeneizarse, gana en heterogeneidad.

En el mundo puede haber más de un millón de bandas y muchas de ellas tratan de combinar sus composiciones con los ritmos autóctonos. A los anglosajones les debemos la base. Lo demás corre por cuenta de nosotros .

Ese afán de encontrar nuevos sonidos se les sale por los poros a los miembros de Seguridad Social. Nosotros no venimos a un país en plan de turistas o a estarnos encerrados en un hotel. Tratamos de conocerlo lo mejor que se pueda. Eso quiere decir salir a la calle y escuchar a la gente .

Por eso pidieron una lista de algunos de los mejores grupos de música colombiana. Obviamente querían escuchar vallenatos. La influencia de Carlos Vives es evidente. Sin embargo, saben que el trabajo del samario es el producto de una elaboración moderna de ritmos tradicionales, quieren ir a la fuente y están con las ganas de comprar discos de vallenato clásico. De Niche y Totó la Momposina, ni hablar, ya los conocían y algunos tenían sus discos.

El éxito de Seguridad Social es relativamente reciente. Comenzó hace cinco años, cuando salieron de su Valencia natal y conquistaron el resto de España. Fue una explosión rítmica que los llevó, inclusive, al Festival de Montreux, en Suiza. Allí representaron a los grupos de rock latino al lado de Miguel Bosé, Presuntos Implicados y Fito Páez.

Además de su propuesta musical, Seguridad Social es un grupo comprometido. Estamos luchando por el humanismo. No estamos politizados, nuestra lucha es más interior. Tiene raíces en Herman Hesse, por ejemplo.

Seguridad Social es un combo de amigos que la pasa bien y se divierte arriba de un escenario. Su música es un caballo desbocado que no se detiene ante los argumentos del comercio.

Un grupo que no le mete miedo a nadie Fobia pertenece a la generación que convirtió al rock mexicano en producto de exportación. Es un combo de amigos que la pasa bien y se divierte arriba de un escenario. Su música es un caballo desbocado que no se detiene ante los argumentos del comercio.

Una de sus virtudes evidentes es no tomarse en serio, por eso sus entrevistas y sus canciones están atravesadas por el humor. El humor en su caso es un mecanismo de defensa, una forma de criticar muy sutilmente.

Su visita a Colombia, además de permitir su participación en Rock al Parque sirve para promocionar su último larga duración Leche.

Como dijo en alguna entrevista uno de los integrantes de la banda, abordamos el camino de la imaginación, para hacer pasar un buen momento y llegar a un mundo feliz . Fobia te lleva a pensar un poquito en el mexicano del futuro, del 2000, con una cultura y pensamiento universal, abierto. Hablar de lo que afecta a un cierto sector de gentes es un camino fácil, sobre todo aquí en México, donde los héroes más grandes son Pedro Infante -que es un carnicero y que en casi todas sus películas se está muriendo de hambre- y por otro lado Benito Juárez.

Somos de familias normales, clase media del sur de la ciudad de México y no tenemos que estar cantando que no tenemos hambre o madre. Eso sería falso. No todo es quejarse de este mundo .

Fobia está integrado por Leonardo de Lozanne, Cha, Paco Huidobro, Gabriel Kuri, e Iñaki; surgieron a finales de los años ochenta y lograron impactar en ciudad de México, con canciones como El diablo, una divertida sátira que los llevó a firmar un contrato con el sello BMG Ariola.

Su tercer larga duración, Leche, ha logrado excelentes comentarios en las revistas especializadas The Rolling Stone y Spin. Esos logros no han envanecido a los miembros de la banda. No cayeron en la tentación de cantar en inglés o variar su sonido. Sería un tanto contraproducente cantar en inglés, todavía no es tiempo. Estamos en la adolescencia del rock mexicano. Y si hemos defendido la idea de expresarnos en nuestro propio idioma pues a continuarla .

La evolución del grupo en los últimos años ha sido clara: nos gusta seguir ciertas modas, pero preferimos comunicar situaciones que creemos. Tanto el primer como el segundo disco, los hicimos cuando teníamos 16 y 17 años. Era otra época, a mediados de los años ochenta. Con Leche necesitábamos hacer otras cosas, teníamos ya otras influencias, llevábamos tocando casi seis años. Era necesario un cambio .

Fobia es de esos grupos que conserva la esencia provocadora del rock. En ese sentido son puristas. Nosotros somos la cosa más subterránea de la ciudad, porque no existimos en la radio, poco nos invitan a la tele porque no les caemos bien, rompemos el micrófono. De hecho, Fobia forma parte de la última generación underground en México. Cualquier otro grupo que haya salido del último año para acá le programan su disco en televisión, radio, cierto canal de videos, etc... A nosotros nada se nos ha dado gratis .

El caso es que con este disco, Fobia piensa conquistar el resto de América. Fue grabado en Nueva York, bajo la producción de Merteen. Su idea era hacer un disco muy potente en composición, sonido, producción y también manejar otros mensajes, para no caer en el típico sermón de la banda de adolescentes idealistas.