Archivo

GUERRA A LOS NARCOCULTIVOS

El presidente Ernesto Samper lanzó ayer en San José del Guaviare el Plan Nacional de Desarrollo Alternativo, Plante, con el que se otorgan beneficios económicos a quienes erradiquen y sustituyan sus cultivos ilegales pero, también, con el que se castiga severamente a quien decida no hacerlo.

27 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El plan de sustitución de cultivos consiste, básicamente, en créditos blandos a los campesinos para que siembren otros productos, compra de cosechas de contado y titulación de predios, entre otras ventajas.

Hasta ahí la zanahoria. El garrote consiste en que si se comprueba que los campesinos beneficiados persisten en cultivar coca, se les iniciarán procesos de extinción de dominio. Habrá severa verificación y, quien reincida, tendrá que pagar de inmediato sus créditos o entra en mora, y perderá todos los beneficios complementarios de empleo y vivienda rural.

Durante la visita relámpago, Samper dijo: hoy damos inicio a la que se podría considerar la mayor ofensiva en esta guerra (contra el narcotráfico) que no declaramos sino en la que resultamos comprometidos y cuyos verdaderos responsables son una minoría de delincuentes y el aumento desmedido del consumo universal .

En su mensaje, el Jefe del Estado reconoció que al Guaviare llegan más toneladas de insumos para cultivar y procesar la coca que alimentos para sus habitantes y materias primas para su desarrollo productivo legal .

Finalmente, invitó a los habitantes de esta región a no dejarse llevar por los cantos de sirenas malditas del dinero fácil .