Archivo

LA PARÁLISIS DE URRÁ SERÍA GRAVE

Las obras de construcción de la hidroeléctrica de Urrá se encuentran bastante adelantadas por lo que una parálisis en estos momentos generaría grandes problemas socioeconómicos, que serían muy difíciles de afrontar por parte del Gobierno nacional, sostuvo ayer el presidente de la empresa, José Camilo Manzur, al referirse a los inconvenientes que se han presentado con la licencia sobre impacto ambiental.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El proyecto de Urrá se encuentra financiado en su totalidad y tiene un costo de 650 millones de dólares.

Manzur manifestó que la licencia fue otorgada por el Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inderena) para todas las etapas de construcción hasta el año 1999, y que tramitó la Corporación Eléctrica de la Costa (Corelca), sin quedar incluido el llenado de la presa y la operación del proyecto.

El resto de los permisos correspondientes fueron solicitados por Urrá S.A. al Inderena, pero al desaparecer esta entidad, corresponde ahora al Ministerio del Medio Ambiente continuar la tramitación de la documentación que se había entregado al Inderena.

Entre tanto, el Ministerio del Medio Ambiente no se ha pronunciado sobre si Urrá S.A. debe iniciar de nuevo el trámite para obtener las dos autorizaciones que faltan.

Toda la confusión sobre si Urrá genera o no impacto ambiental se presenta debido a diferencias de tipo jurídico con el Ministerio del Medio Ambiente , afirmó Manzur.

Al referirse a las apreciaciones hechas por el ministro de Minas y Energía, Jorge Eduardo Cock, relacionadas con el corte de circulación de los peces que suben al iniciarse el verano, para adelantar el proceso de reproducción, el presidente de Urrá manifestó que para cuando entre en funcionamiento la represa habrá un incremento de peces, pues se ha tenido muy en cuenta el repoblamiento del río Sinú y todas las ciénagas.

En toda la región existe preocupación por la decisión que pueda adoptar el Ministerio del Medio Ambiente. Un fallo negativo le podría representar una gran pérdida de muchos puestos de trabajo, que ocasionarían un problema social porque no hay forma de reemplazarlos fácilmente.