Archivo

OLAJUWON LE PUSO SU SELLO AL JUEGO

El pívot Hakeem Olajuwon había anticipado que una victoria de los Rockets de Houston en el segundo partido de las Finales de la Federación Oeste frente a los Spurs de San Antonio sería algo decisivo en la llamada Batalla de Texas . El objetivo lo consiguieron los Rockets y en especial Olajuwon, quien antes del partido vio como el Almirante David Robinson recibió el premio de Jugador Más Valioso de la liga, una ceremonia en la que el mismo había sido protagonista la temporada anterior.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Pero ahí se acabó la fiesta y la celebración para Robinson y los 35.888 aficionados que se dieron cita en el Alamodome porque Olajuwon y los Rockets les sorprendieron de nuevo con un baloncesto sencillo, de movimiento rápido de balón y tiros desde el perímetro que les dio la victoria por 96-106 y una ventaja de 2-0 en la serie, al mejor de siete.

Es como si le hubiésemos clavado un puñal en el corazón. La segunda victoria podría destruir la confianza de los Spurs y para nosotros es haber dado un paso gigante en la lucha por la renovación del título , comentó Olajuwon.

Dominador como siempre, incansable, perfecto en los momentos decisivos y su producción de 41 puntos, 16 rebotes, cuatro asistencias y dos tapones no dejaron ninguna duda de quien fue la figura del partido.

Me siento seguro de mi baloncesto; todos tenemos confianza en el juego y ahora con 2-0 a nuestro favor podemos regresar a Houston con la confianza y la posibilidad de terminar la serie este fin de semana , declaró Olajuwon.

Sin embargo, la estrella de los Rockets advirtió que igual que ellos habían ganado en el Alamodome los Spurs podrían hacerlo en el Summit si salen convencidos de que la eliminatoria no ha hecho más que empezar.

Una derrota en el tercer partido y todo puede cambiar de inmediato. El equipo ha jugado un baloncesto excepcional pero debemos mantenernos como si fuésemos el equipo perdedor, valoró el entrenador de los Rockets, Rudy Tomjanovich.

Tomjanovich felicitó a Robinson por el premio recibido, pero dijo que si las lesiones hubiesen respetado a los Rockets el ganador del MVP tendría que haber sido de nuevo Olajuwon.

Entiendo como funciona lo del premio, pero Olajuwon les ha demostrado a todos en lo que va de la fase final que es el mejor pívot y el mejor jugador de la liga , destacó Tomjanovich.

Junto a Olajuwon, los Rockets tuvieron esta vez al alero Robert Horry, quien hizo el mejor partido de la temporada para terminar con veintiún puntos, incluidas cinco canastas de tres puntos en nueve intentos.

La realidad es que en cada partido tenemos algún jugador que decide para nosotros después de que Olajuwon nos mantenga todo el tiempo con la opción de ganar , señaló Tomjanovich.

La consistencia del base Clyde Drexler ha sido otro de los factores que le han dado a los Rockets la posibilidad de superar la primera ronda frente a los Jazz de Utah, la segunda ante los Suns de Phoenix y ahora la ventaja por 2-0 frente a los Spurs con cinco partidos consecutivos ganados, cuatro fuera de su campo.

No hay ninguna excusa para nosotros en la derrota, simplemente no jugamos buena ofensiva y ahí estuvo de nuevo la clave. La salida de Dennis Rodman no tuvo nada que ver con su persona, sino que se trataba de que en el campo necesitábamos a jugadores que anotasen puntos , comentó el entrenador de los Spurs, Bob Hill.

Rodman sólo jugó diecisiete minutos y para muchos fue de nuevo la gran equivocación de Hill, a pesar de que el polémico alero hizo varios tiros de tres puntos que no tuvieron sentido.

La realidad es que no hemos jugado nuestro mejor baloncesto y ahora debemos demostrar que somos un gran equipo fuera de San Antonio. Vamos a territorio enemigo y jugaremos al máximo para poder darle la vuelta a la eliminatoria , destacó Robinson.

Sabemos que ahora somos un equipo que necesitamos ganar y que los Rockets son el equipo a batir , admitió Robinson, quien terminó con 32 puntos, pero muy lejos de ser la sombra de Olajuwon.

Los Rockets movieron el balón muy bien y su defensa fue de nuevo consistente, pero todo puede pasar en el tercer partido y por mi parte siento que la celebración final todavía no ha llegado , agregó Robinson.

La respuesta se conocerá mañana cuando ambos equipos se enfrenten en el Summit de Houston, donde los seguidores de los Rockets consideran que el equipo ya esta de nuevo en las Finales de la NBA y con más posibilidades que nunca de conseguir renovar el título de campeones.

Mientras, en las Finales del Este, los Magic de Orlando y los Pacers de Indiana disputan hoy el segundo partido de la serie que ganan los primeros por 1-0 al mejor de siete.