Archivo

LABATT DICE QUE LA OFERTA ONEX-QUILMES ES INSUFICIENTE

John Labatt Ltd., que se resiste a la oferta de adquisición hostil liderada por Onex Corp. en la que participa Quilmes Industrial S.A. de Argentina, dijo ayer que la oferta de US$1.700 millones subestima el valor la cervecera canadiense en un 35%.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Labatt reveló su valoración de la oferta liderada por Onex en una asamblea de tres horas con accionistas y analistas financieros, celebrada con el propósito de organizar la oposición al intento de adquisición. Labatt lucha 24 horas al día por encontrar un comprador rival, o convencer a Onex de mejorar su oferta antes que se venza el plazo de la oferta actual, dentro de dos semanas. Labatt informó que algunas de sus conversaciones con otros compradores potenciales están muy avanzadas .

Si triunfa, Onex, una empresa de adquisiciones hostiles por endeudamiento de Toronto, y Quilmes podrían vender muchos de los activos improductivos de Labatt y mantener las operaciones cerveceras en América del Norte.

Mientras tanto, Labatt dejó saber que estaba estudiando la posibilidad de protestar ante los reguladores de EE.UU. por la estrategia de Onex de no extender su oferta a los accionistas de Labatt en EE.UU.

Labatt tenía alrededor de un 10% de sus acciones en EE.UU., pero la proporción ha aumentado durante los últimos días, en que los arbitrajistas han comprado activamente acciones de la cervecera en la bolsa de Toronto.

Ganar tiempo La estrategia de Labatt parece dirigida a ganar tiempo para su defensa al obligar al consorcio comprador a registrar su oferta en EE.UU., donde una oferta oficial debe dejarse abierta durante 20 días hábiles, alrededor de una semana más que en Canadá.

El tiempo apremia. Tenemos que trabajar con rapidez o prolongamos el plazo que la oferta permanezca abierta, dijo Robert Vaux, director de finanzas de Labatt.

Onex ha dicho que intentará adquirir las acciones en manos de inversores estadounidenses si tiene éxito con su oferta en Canadá. Un portavoz de Onex dijo que la empresa quería evitar tener que registrar ciertos pagarés que forman parte de la oferta ante la Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU. (SEC)porque eso habría puesto al descubierto su intención de lanzar una oferta.

Los ejecutivos de Labatt dijeron que la oferta de Onex valora a Labatt en entre cuatro y cinco veces sus ganancias antes de interés, impuestos, depreciación y amortización, factores que en inglés se conocen por la sigla EBITDA.

Dura retórica Vaux dijo que un precio más justo sería seis o siete veces el EBITDA. Esto es lo que pagó Miller Brewing Co., filial de Philip Morris Cos. por una participación en la cervecera canadiense de Molson Cos. en 1993, dijo.

Labatt expresó que la oferta de Onex es entre US$292 millones y US$584 millones por debajo de lo que considera el nivel mínimo, según lo que pueda aportar Onex mediante la venta de sus activos. La evaluación de Labatt calculó el precio de sus acciones entre US$20,44 y US$23,36.

Hemos escuchado la retórica de Labatt en el sentido de que viene otra oferta. Hasta que haya otra, Onex es la mejor oferta que hay sobre la mesa , indica Frank Mersch, vicepresidente del fondo de inversión Altamira Investment Services Inc.

En tanto, Labatt confirmó que la mayoría de sus acuerdos comerciales, incluido un contrato con Anheuser-Busch Inc. para producir cerveza Budweiser bajo franquicia en Canadá, contienen cláusulas que permiten a terceras partes retirarse de los acuerdos si hay un cambio de mando en Labatt.

Pero Labatt no quiso comentar qué implicaba esto para la oferta de Onex, que a su vez ha dicho que estas cláusulas podrían ser pastillas envenenadas escondidas , _expresión que se refiere a las medidas que se toman para impedir las ofertas hostiles de adquisición_ que podrían frustrar su oferta.