Archivo

J.P. MORGAN QUIERE CONVERTIRSE EN EL PUNTO DE REFERENCIA PARA MEDIR NIVELES DE RIESGO

En un nuevo intento por establecerse como el marajá del riesgo, J.P. Morgan & Co. está ajustando su sistema patentado RiskMetrics para ayudar a calcular el efecto que tendrán sobre el nivel de reservas de las entidades financieras las nuevas normas contables que pronto implantarán los bancos centrales de distintos países.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Las nuevas normas sobre capitalización, que los principales bancos del mundo implementarán a principios de 1998, harán que los sistemas de gestión de riesgo tengan una importancia cada vez más crucial en su rentabilidad y competitividad. Eso se debe a que la forma en que los bancos gestionan y contabilizan sus riesgos de mercado determina cuánto capital se debe reservar para cubrir esos riesgos. Y cuanto mejor sean los sistemas de gestión de riesgo de una institución, mayor será su eficiencia en la colocación de capital, lo que optimizará el rendimiento y minimizará las pérdidas por cada unidad de riesgo.

Los sistemas superiores podrían ser y serán una ventaja competitiva , dice un regulador europeo.

El Banco Internacional de Pagos (BIP), una organización de los 11 principales bancos centrales del mundo, con sede en Basilea, Suiza, trabaja hace tiempo en la modificación de los requisitos de capital de reserva frente al riesgo. La idea de los reguladores es que cuanto más riesgo asume un banco, más capital necesita para amortiguar las posibles pérdidas incurridas en sus transacciones.

Si se tiene capital y no se tienen buenos controles, el capital se va por el caño , dice un regulador europeo. Un caso ilustrativo es el colapso de Barings PLC en febrero pasado, a raíz de enormes apuestas sobre futuros. Si Barings hubiera medido adecuadamente los riesgos y hubiera aplicado las medidas del BIP], no podrían haber asumido ni el 10% de los riesgos en que incurrieron, y quizás menos , alega el regulador. Lo que salió mal fue la falta de controles .

J.P. Morgan ha tomado medidas enérgicas para hacer que RiskMetrics se acepte como el sistema de referencia del campo de la gestión de riesgos.

Para ayudar a los bancos a evaluar las nuevas propuestas del BIP el banco ha ampliado significativamente las bases de datos que incluye en el producto en la actualidad, dice Till M. Guldiman, director de investigación mundial de J.P. Morgan. Queremos ofrecer una referencia contra la que midan sus propios modelos de riesgo .

RiskMetrics es básicamente la vara para medir el riesgo de varias clases de activos, como acciones, bonos del gobierno, tasas de interés a corto plazo, productos básicos y divisas. Incluye información sobre volatilidad y correlaciones (la forma en que la variación del precio de un instrumento afecta a otros) para 22 mercados geográficos. Morgan publica esta información gratis todos los días hábiles.

RiskMetrics se basa en el concepto de valor en riesgo , que mide el máximo que podría perderse en un período dado, suponiendo que los mercados mantengan su comportamiento del pasado. El BIP y otros reguladores también adoptaron ese enfoque al fijar los estándares mínimos para medir el riesgo de mercado. Un convenio reciente sobre la gestión de riesgo de derivados que firmaron la Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU., la Comisión del Mercado de Futuros de Bienes Básicos y seis grandes casas de valores de Wall Street permite que las firmas utilicen sus propios sistemas internos. Los ejecutivos del sector dicen que la norma de ambos entes reguladores en esencia incorpora la metodología del valor en riesgo.