Archivo

AVANZA PRIVATIZACIÓN DE TRÁNSITO

El proceso de privatización de la Secretaría de Tránsito y Transporte (STT) está dando sus primeros pasos.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En julio los bogotanos ya no tendrán cuatro sitios para pagar sus trámites de tránsito, sino que serán 300.

Y a partir del próximo 20 de junio, para reclamar su calcomanía ya no tendrá que hacer fila en Paloquemao, sino que se la entregarán en los diagnosticentros de Alamos y Tunal, una vez haya aprobado su revisión.

Además la STT está por entregar al Concejo de Bogotá un proyecto para crear un ente único de tránsito.

Este reuniría a la Secretaría de Obras Públicas, el Instituto de Desarrollo Urbano y la Secretaría de Tránsito.

Estos, fusionados, conformarían la autoridad única de tránsito para la ciudad.

Y para que esto sea una realidad solo se necesita que una vez que el Concejo tenga el proyecto, lo apruebe.

Y como los procesos continúan, aún hay más entre el tintero de la STT.

La Secretaría creó, además, un formulario único que recopila todos los trámites (multas, expedición de pases, placas, calcomanías, traspasos).

Esto quiere decir que sin importar que trámite vaya a pagar se usará el mismo formulario, que estará en los 300 puntos de pago y del cual será responsable la Secretaría.

De igual forma, se está estudiando la posibilidad de que las hojas de vida de los carros las maneje una entidad como la Cámara de Comercio o cualquier otra que sea experta en la administración de este tipo de papeles.

Revisiones Con respecto a las revisiones técnico-mecánicas que se realizan en los diagnosticentros de Alamos y Tunal, el próximo 20 de junio la firma Orlando Riascos y Cía, que maneja estos centros, quedará encargada de revisar todos los vehículos matriculados en Bogotá (antes revisaba solo transporte público).

Además, a partir de esa fecha, los diagnosticentros entregarán directamente el certificado de movilización (calcomanía) a los vehículos que aprueben la revisión.

A la vez, los carros, recibirán la calcomanía magnética, que garantiza la revisión.

En este momento la Secretaría está en conversaciones con el Ministerio de Transporte, con el fin de que autorice la calcomanía magnética como certificado de movilización oficial para Bogotá.

Placas La entrega de placas también ha sido parte del proceso de privatización.

En marzo del año pasado este proceso, por medio de licitación, quedó en manos de dos empresas privadas, Aeromensajería y Servientrega.

En julio quedó a cargo Servientrega. Y a principios de este año la empresa le devolvió las placas a la STT, porque los usuarios no las recogían.

La Secretaría ya abrió una licitación, con el fin de que una empresa privada asuma la elaboración y entrega de estas especies venales.

Esto se complementaría con un estudio que está haciendo la Secretaría sobre el hecho de que los concesionarios o las ensambladoras asuman las matrículas de sus carros.

Entonces la empresa que elaborara y entregara las placas se entendería directamente con quien hiciera las matrículas de los carros.

Actualmente la entidad está hablando con el Ministerio de Transporte para saber si se puede o no hacer el convenio con estas empresas (eso aún no se ha definido).

Este proceso de delegar funciones le permitirá a la STT dedicar el 80 por ciento de su atención al problema del tránsito y el 20 por ciento a la parte administrativa y no al contrario, como está sucediendo ahora.

La Secretaría de Tránsito asegura que con este proceso que va en marcha, se podrá dedicar exclusivamente al problema del tráfico y que su tarea en la parte administrativa será más de control que de acción.

Por último, la entidad explicó que todas estas medidas que viene tomando desde el año pasado son la semilla para que la creación del ente único de tránsito sea una realidad.

El tránsito de Bogotá en cifras Estas son algunas cifras de tránsito que se manejan en la ciudad: En la capital hay 529 mil carros matriculados.

Entre 879 mil y 900 mil carros circulan en la ciudad.

El presupuesto de la Secretaría de Tránsito para este año es de 19 mil millones de pesos.

Se encuentran represadas 83 mil placas en las bodegas de tránsito.

Quedan por entregar 24 mil calcomanías correspondientes al periodo 1994-1995 y están listas para entregar 150 mil correspondientes al período 1995-1996.

En las seccionales de tránsito de Alamos y Paloquemao se entregan diariamente entre 600 y 800 pases.

Una vez entren a funcionar las nueve entidades bancarias, los usuarios tendrán 300 puntos de pago para cancelar sus trámites de tránsito (multas, expedición de pases, calcomanías, traspasos y placas).