Archivo

EMSIRVA MATRICULÓ UN BEBÉ EN SU NÓMINA

Un hijo cívico, con ganas de trabajar y devolverle la cara amable a la ciudad, le nació a Cali. Este tierno muchachito hijo de la gerente de Emsirva, Olga Lucía Lora, y del director de comunicaciones de la misma entidad, Edilberto Beltrán, fue bautizado por el párroco de archivo Harold Collazos con el nombre de Tarry .

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Tanto los padres de la criatura como sus allegados de la Empresa de Servicios Varios están ofreciendo el niño a todos los caleños y extendiendo la invitación a la fiesta de bienvenida a este mundo, la cual se realizará el próximo lunes a las 9:00 de la mañana en el Parque de San Antonio.

Será un carrusel con todas las de la ley, pues el niño es un superdotado de la limpieza que ha llegado con una misión específica: educar, sensibilizar y comprometer a la familia caleña en la cultura del aseo.

Se propone lograr que el ciudadano se cuestione sobre el manejo de la basura en el hogar y en su entorno, aprovechando las ventajas de selección de las basuras domiciliarias y acogiendo las frecuencias y horarios de la recolección de las mismas para que se erradiquen los basureros crónicos.

El niño nació piloso. Las ganas de trabajar son tantas que escogió la comuna 19 para ir el mismo lunes casa por casa enseñando a los caleños la manera correcta de manejar sus basuras, la selección de estas, las bondades del reciclaje y la manera divertida y eficaz de mantener a Cali libre de malos olores y de enfermedades para darle una imagen limpia y agradable.

No en vano ya le dicen con cariño: Tarry el limpio . !Qué bueno sería que a cada caleño también le dijeran cariñosamente Carlos, Patricia, Juan, Alberto, María o el nombre que fuera acompañado de el limpio . Tarry daría por cumplida su misión y estaría feliz porque los caleños dejaron de ser mugres.

Y ello se puede comenzar a lograr el próximo lunes festivo cuando los miembros de las Juntas de Acción Comunal (Jac), los integrantes de las Juntas Administradoras Locales (Jal) y todos los caleños se monten en el carrusel de la limpieza y salgan a trabajar por Cali y por ellos mismos.