Archivo

OBLIGACIÓN FINANCIERA CRECE EN COOMEVA

Las utilidades de la Cooperativa de los Profesionales (Coomeva) crecieron en un 58 por ciento durante el último año contable, al pasar de 1.989 millones de pesos en el 93 a 4.026 millones en el 94.

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

De esos recursos, 2.542 millones de pesos fueron generados por los servicios financieros y los otros 1.484 millones fueron aportados por el servicio de salud. El patrimonio se incrementó en un 59,2 por ciento al alcanzar los 19.422 millones.

El Consejo de Administración de la Cooperativa indicó que los activos, incluidas las valorizaciones y los ajustes por inflación, ascendieron a los 94.002 millones de pesos, frente a los 51.128 millones reportados en 1993; el crecimiento fue del 83,9 por ciento.

Los pasivos totales de la entidad aumentaron en un 99,9 por ciento, al pasar de 22.615 millones a 45.202 millones. En este crecimiento incidió significativamente el comportamiento del mercado financiero colombiano en el segundo semestre del 1994, cuando hubo fuertes restricciones al crédito por parte de las instituciones financieras señala el Consejo.

Las obligaciones financieras de Coomeva que ascendían a 2.303 millones llegaron a los 11.191 millones de pesos, cifra que representa un aumento del 385,9 por ciento. La demanda de nuestros asociados fue, consecuentemente, mucho mayor en la cooperativa y esta haciendo uso de su capacidad de endeudamiento, obtuvo los recursos necesarios en el mercado financiero y atendió, aunque con algunas dificultades las necesidades de los asociados dice el Consejo de Administración.

Los depósitos de los afiliados alcanzaron los 25.288 millones de pesos, el crecimiento fue del 66,2 por ciento y los fondos sociales pasaron de 14.197 millones a 26.043 millones.

En el último año la cooperativa otorgó créditos por el orden de los 68.709 millones de pesos, volumen que implica un crecimiento del 87 por ciento frente a los recursos entregados en el 93.

La mayor demanda de créditos se presenta para la compra de vehículos, el 28 por ciento de los recursos se destinaron a este sector; el 26 por ciento estuvo dirigido a la adquisición de vivienda; el 21 por ciento fue para libre inversión; un seis por ciento para auxilios funerarios; otro seis por ciento para créditos especiales y un 13 por ciento se destinó al sector productivo.