Archivo

ACUERDO EN EL CONFLICTO BOLIVIANO

El gobierno y los sindicatos izquierdistas de Bolivia suscribieron ayer un acuerdo que puso fin a cinco meses de un agudo enfrentamiento social que condujo al país a un vigente estado de sitio.

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El entendimiento, negociado desde enero bajo presión de huelgas, violencia callejera, detenciones de dirigentes sindicales y represión policial, fue firmado en la madrugada de ayer, dijeron fuentes de ambos sectores.

El convenio configura la mayor parte de las conquistas que reclamaban los trabajadores , declaró el máximo dirigente sindical del país y secretario ejecutivo de la izquierdista Central Obrera Boliviana (COB), Oscar Salas.

Por su parte, el principal negociador oficial, el ministro de Trabajo Reynaldo Peters, declaró que el gobierno respondió en la medida de la realidad económica del país al pliego petitorio de la COB y el convenio es positivo para los trabajadores .

El acuerdo dejó abierta la posibilidad de un eventual cese del estado de sitio que rige desde el 18 de abril en el país con la suspensión de determinados derechos y garantías ciudadanas.

A pesar de esto, la COB no alcanzó a mejorar el nuevo salario mínimo fijado a partir de enero, equivalente a 43 dólares mensuales, dijeron los informes.

Agregaron que el documento contempló distintas reivindicaciones laborales, pero dejó al margen la controvertida capitalización de seis de las principales empresas estatales del país, cuya estructura accionaria se abrirá al sector privado pese a la oposición sindical.

El ministro de Trabajo afirmó que ese proceso es irreversible y se cumplirá de acuerdo con la respectiva ley que el gobierno aprobó en el Congreso boliviano.