Archivo

EL ISS DEBE MOSTRAR LO QUE TIENE: GREMI

El Instituto de los Seguros Sociales (ISS) debe dar a conocer el inventario de recursos físicos y los indicadores de gestión que permitan determinar la viabilidad operativa y financiera que tiene en estos momentos.

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Así mismo, debe demostrar la capacidad que tiene para prestar a los actuales afiliados los servicios que requiere el Sistema de Seguridad Social Integral y si puede o no recibir nuevos afiliados.

La recomendación la hizo el Consejo Gremial Nacional al hacer un diagnóstico sobre la situación del Instituto, en el cual explica que no existe un inventario de los bienes que posee ni del número de afiliados e incluso asegura que su contabilidad está atrasada.

En su última edición el semanario PORTAFOLIO publicó los apartes más importantes del diagnóstico que el Consejo Gremial hizo sobre el ISS.

El documento de los gremios se indica que ha sido imposible conocer los resultados financiero del Instituto debido al atraso de cinco meses en la contabilidad, por lo cual también se concluye que la información con la que se trabaja no es confiable.

También se desconoce el número de afiliados que han ingresado a partir del 1 de abril provenientes del sector público, ni el valor de los bonos pensionales.

El Consejo Gremial asegura que hay una gran contradicción respecto a los archivos que posee el Instituto, ya que mientras su director, Antonio Yepes Parra, asegura que el ISS cuenta con un sistema de información que puede garantizar un servicio eficiente y exacto para el pago de emisión de bonos pensionales, la realidad demuestra otra cosa.

Preocupa el aumento en la carga prestacional que se presentará en el Instituto a partir del 30 de junio, ya que ese es el plazo que tienen los alcaldes para incorporar a los servidores públicos del nivel territorial al sistema de seguridad social integral. La mayoría de esos empleados serán nuevos afiliados al ISS e ingresarán con un promedio de antigedad de 14 años.

Según el diagnóstico, la principal carencia del ISS se ha centrado en la prestación de servicios de salud. Entre los más destacados se encuentran la falta de oportunidad al otorgar las citas a los afiliados, la demora en las cirugías, la escasez de drogas y el desperdicio en la dotación hospitalaria.

Para los gremios la nueva prórroga en la extensión de la cobertura al grupo familiar del afiliado, en las seccionales de Antioquia, Valle, Santander y Bogotá-Cundinamarca, confirmó la incertidumbre acerca de la capacidad del ISS para atender un mayor número de afiliados.

Otra irregularidad reportada por los empleadores es la mora del Instituto en el pago de las incapacidades.

Por todas esas irregularidades, el Consejo Gremial llamó la atención por la necesidad de realizar un estudio actuarial que aclare los nuevos requisitos pensionales, el número de afiliados del sector público y el valor de la emisión de los bonos.

Así mismo, señaló que se requiere otro estudio mediante el cual se pueda evaluar la viabilidad operativa y financiera del Sistema de Seguridad Social en Salud.

Ese análisis tendrá que especificar qué implicación financiera trae para la entidad la prestación de los servicios de salud; los costos laborales del personal médico, asistencial y administrativo; las políticas y programas de ampliación de cobertura y los indicadores de rendimiento y productividad de servicios de salud.