Archivo

COMISIONISTAS PRESTARÁN PARA COMPRAR ACCIONES

La apertura llegó al mercado de valores. El Gobierno expidió ayer nuevas medidas para impulsar las emisiones de títulos valores y facilitar la financiación de las empresas.

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Una de las decisiones es la autorización a las firmas comisionistas de bolsa para realizar préstamos a particulares que deseen adquirir acciones, hecho que hasta el momento estaba vedado.

Las firmas podrán otorgar préstamos hasta tres veces el valor de su patrimonio técnico, siempre y cuando sea con recursos propios o mediante la adquisición de recursos en el sistema financiero.

Sin embargo, las compañías no se convertirán en entidades financieras porque no están autorizadas para captar recursos del público, Así lo señalaron el ministro de Hacienda, Guillermo Perry Rubio, el superintendente de Valores, Andrés Uribe y el Viceministro Técnico, Leonardo Villar.

Las medidas fueron condensadas en la resolución 0400 de 116 páginas que compila todas las normas sobre el mercado de capitales.

Perry indicó que se permite a las firmas comisionistas financiar la compra de acciones, con el fin de impulsar este sector. No obstante, se establecen límites en la capacidad de endeudamiento de las compañías y límites a los créditos que podrán conceder.

Menos trámites Adicionalmente se agiliza la emisión de papeles en el exterior, eliminando algunos trámites engorrosos.

Hasta ahora, a una compañía o entidad que deseaba lanzarse con colocaciones en el extranjero, se le obligaba a poner sus títulos primero en las bolsas nacionales. Si no eran vendidos podían salir al exterior para ofrecerlos.

En adelante, la entidad podrá colocar sus títulos en el país elegido y en el mercado local, de manera simultánea. En este último caso sólo tiene que hacerlo por un 20 por ciento del valor de la emisión.

La Superintendencia de Valores podrá disminuir el porcentaje mencionado siempre y cuando la operación supere los 50 millones de dólares.

Esta medida busca fomentar la incursión de empresas en los mercados financieros internacionales, teniendo en cuenta los resultados favorables que han registrado las colocaciones de títulos valores por parte de la República de Colombia y de otros emisores.

Mercado local Otra de las decisiones adoptadas está relacionada con las nuevas facilidades para las empresas que quieran vender acciones, bonos o cualquier otro título valor.

Hasta ahora, cuando un emisor decidía realizar una oferta pública debía solicitar la autorización ante la Superintendencia de Valores. Una vez autorizada quedaba obligado a realizar dicha oferta en un plazo determinado. Si no salía al mercado debía solicitar nuevamente la autorización respectiva.

En adelante, se podrá realizar una inscripción anticipada en el Registro Nacional de Valores que permitirá a la entidad o a la empresa salir al mercado en el momento en que lo considere conveniente y cuando las circunstancias económicas y financieras sean las más favorables.

Estas emisiones las podrá hacer dentro de los dos años siguientes a la autorización, sin necesidad de realizar trámites adicionales.

El Supervalores, Andrés Uribe, dijo que el segundo mercado de valores será modificado, pues en adelante podrán ingresar a él inversionistas calificados con un portafolio superior a los 1.000 millones de pesos.

Hasta ahora, se exigían portafolios entre 5.000 y 10.000 millones de pesos.

Con estas medidas, señaló, se busca que las empresas se abran más al mercado de capitales, ya que han mantenido una mentalidad cerrada por temor a perder el control de sus firmas.

Estas decisiones, son independientes de la evaluación que está realizando la Comisión para el Desarrollo del Mercado de Capitales, que se encargará de sugerir nuevos mecanismos que permitan impulsar la compra de acciones.