Archivo

MASACRADOS CUATRO TRABAJADORES EN CAREPA:

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Medellín Mientras los alcaldes de la Región de Urabá y algunos de Chocó y Córdoba se reunían con el Consejero Presidencial para la zona, Gerardo Vega Medina, para analizar la difícil situación de orden público que se vive en esa sección del departamento, la ola de violencia se recrudeció ayer al conocerse de la muerte de cuatro trabajadores.

Los hechos se registraron hacia las seis de la mañana de ayer, cuando un grupo de hombres armados y encapuchados detuvo la marcha de un bus que transportaba trabajadores de la hacienda Banafinca, en la vía Zungo Embarcadero, distante unos 12 kilómetros del casco urbano de Carepa.

Luego de obligar al conductor a detener el vehículo y bajar a tres de los trabajadores, los delincuentes los colocaron de espaldas contra un árbol y les dispararon causándoles la muerte.

Las víctimas del ataque fueron identificados como Walter de Jesús Borja David, de 36 años; Camilo Solano, de 47, y Melquiced Rentería Machado, de 32.

Entre tanto, en la misma mañana fue encontrado, en predios de la finca La Florida, también en jurisdicción de Carepa, el cadáver baleado del obrero Antonio Elmer Beltrán, de 32 años , quien fue sacado de su casa durante la noche del pasado lunes, al parecer por el mismo grupo de hombres armados.

Estas nuevas muertes, dijo un funcionario de la administración municipal, hacen parte de ese enfrentamiento que han desatado paramilitares y guerrilleros en la zona bananera, los unos dizque porque actúan a nombre de la justicia y los otros porque son un mal que está hace tiempo en el país y al que todavía no se le encuentra solución .

Aunque la situación en Carepa es menos delicada que la que se presenta en Necoclí, donde en los últimos tres meses han sido asesinadas 130 personas, otras 122 se encuentran desaparecidas y 1.307 familias han tenido que emigrar, es de cuidado.

Según denuncia de las autoridades municipales durante los últimos doce días se han registrado 17 asesinatos, la mayoría de ellos son trabajadores y entre 20 y 30 familias que habitaban en Zungo Embarcadero han abandonado sus casas por el temor a ser asesinadas. Igualmente, un número no precisado de trabajadores de la fruta han tenido que renunciar a sus trabajos y marcharse de la zona ante las amenazas de muerte.

Por su parte, Gerardo Vega Medina, que se reunió durante tres horas con los 11 alcaldes de Urabá, cuatro del Chocó y cinco de Córdoba, para analizar la situación de orden público, dijo que los alcaldes se comprometieron a no ceder ante las presiones y acordaron la realización, en los próximos días, de una jornada cívica para decir no a la violencia sí a la paz.

A la reunión también asistieron el viceministro de Gobierno, Carlos Posada; el director de inteligencia de las Fuerzas Militares y un representante del Alto Comisionado para la Paz.

En la misma también se discutió el plan de inversiones para la zona que suma los 358 mil millones de pesos, para saneamiento básico, educación, salud, vías y otros, que se espera sea aprobado hoy por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes).

De otro lado, el Comando de la Decimoséptima Brigada, con sede en Urabá, informó que tropas del Batallón Francisco de Paula Vélez, adscritas a esa unidad militar, capturaron a Hernando Muñoz Rambay y José Cifuentes Chaverra, pertenecientes al grupo Bernardo Franco, disidencia del Epl.

La captura ocurrió en la vereda Roncona, corregimiento de San José de Apartadó. En su poder fueron encontradas cuatro motocicletas, dos camiones tipo estaca, un revólver y 20 cartuchos.

Así mismo, en el sitio Monte Piedra, zona rural de Turbo, fueron capturados Jaime Berrío, conocido con el alias de El Loco ; Robinson Grander, Pitufo y Maribel Saldarriaga, Yuri , de las milicias del Epl. A ellos les decomisaron una subametralladora, tres bultos de grapas y tornillos para minas y una motocicleta Yamaha 125, sin placas.