Archivo

OJO CON LOS CARRUSELES.

(Ref) Desde mayo de 1993, cuando la Superintendencia de Valores decretó la libertad de comisiones, comenzó una desaforada carrera entre las firmas comisionistas de la bolsa por aumentar sus ingresos.

22 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Los corredores -como comunmente se les llama- buscaron nuevas modalidades del negocio bursátil, muchas de las cuales implican mayores riesgos. Y hay que ser sinceros: algunos corrieron el límite hasta colocarse en la cota de comienzo del peligro.