Archivo

POR POSIBLE EVASIÓN IMPUESTOS, INVESTIGAN A TEXAS PETROLEUM

La Dirección de Impuestos y Aduanas (Dian) abrió investigación fiscal contra la Texas Petroleum Company y la compañía Ominex de Colombia por la posible evasión de impuestos en la venta del campo Velásquez ubicado en el departamento de Boyacá.

25 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

De acuerdo con datos de las escrituras públicas, la operación tuvo un costo de 130,3 millones de pesos en diciembre de 1994 y contempló la cesión del campo de la Texas a Ominex.

Según la administradora de grandes contribuyentes de la Dian, Patricia Narváez, la Dian está adelantando la investigación para determinar si el valor de transacción consignada en la escritura corresponde o no al precio real del campo.

Para ello, con peritos se establecerá el avalúo de los activos traspasados.

Con las pruebas de la negociación, dijo la funcionaria, se podrá conocer si se tributó lo que debía ser.

En desarrollo de un debate realizado en la Comisión Quinta del Senado, el alcalde del municipio de Puerto Triunfo, donde está localizado la mayor parte del campo vendido, Luis Eduardo Alvarez denunció que el sólo suelo del terreno cedido está avaluado en 1.053 millones de pesos, es decir mucho menos del valor por el cual se finiquitó el negocio.

Líos laborales Por su parte, el abogado Alfredo Castaño Martínez, en representación de la Asociación de profesionales y técnicos de la industria del petróleo (Asopetrol) cuestionó el hecho de que la firma Ominex apenas se haya constituido ante la Cámara de Comercio de Bogotá con un capital de 20.000 dólares apenas dos días antes de protocolizarse la venta de campo Velásquez.

Adicionalmente, el abogado afirmó que Ominex no tiene registro pertinente ni licencia de funcionamiento ante la Superintendencia de Sociedades.

Afirmó que el Ministerio de Trabajo realiza una investigación administrativa contra la Texas por vender a compañías sin respaldo.

Este Ministerio, según explicó ante la Comisión, investiga si la multinacional cuenta con la reserva presupuestal para pagarles a los 1.080 pensionados que tiene.

Cuestionó el proceso de cesión del campo pues, en su opinión, la Texas se deshizo de la zona productora de petróleo sin haber quedado a paz y salvo con los trabajadores.

Al respecto, el ministro de Minas y Energía, Jorge Eduardo Cock, se comprometió a usar todos los instrumentos legales para lograr que la compañía establecida en el país tenga la capacidad para responder por obligaciones de toda índole .

Expresó que entiende la preocupación de los trabajadores y manifestó que si la Texas se va de ese campo, no puede dejar colgados de la brocha a los trabajadores .

Finalmente, el abogado Castaño Martínez indicó que además de todo la compañía extranjera cedió el campo petrolero sin haber cumplido unas disposiciones ambientales dispuestas por el Inderena en 1993 y que se refieren a la recuperación de la Ciénaga de Palagua.

Esa recuperación, dijo, podría tener un costo cercano a los cuatro millones de dólares.